Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 14 de abril de 2021
  • Actualizado 19:36

Microempresarios en acción

Microempresarios en acción

He vuelto a mi querida Cochabamba y estoy sorprendido por la forma en cómo la vida diaria ha cambiado drásticamente en un año. La forma en que las personas están trabajando, los niños y jóvenes estudiando y los recaudos que debemos tener para ir a comprar comida. Las formas en la que nos relacionamos con las personas que queremos son diferentes, porque tenemos presente que la seguridad de uno es la seguridad del otro.

Hace meses tuve la oportunidad de hablar sobre los efectos de la cuarentena y la informalidad  con John Melcher, Director the Michigan State University Center for Community and Economic Development en USA. Ahí analizamos que en EEUU, donde la economía formal fue contraída, la pequeña economía informal, que está basada en el contacto, se tuvo que volver más ágil. La comunidad latina y la afroamericana es las más activa en la informalidad y también ha sido la más afectada por el COVID-19, tanto en contagios, muertes y desempleo. 

En Bolivia, donde más del 70% de la economía es informal, la necesidad de trabajar es un tema de vida y muerte también. Es así que he podido observar cómo muchos sectores informales han sido capaces de migrar sus modelos de negocios. Ese microempresario que antes vendía naranjas ahora vende alcohol, eucalipto y máscaras. Esa microempresa textil ahora está fabricando ropa biosegura y barbijos, generando incluso mejores resultados económicos que antes de la pandemia. 

Eso nos demuestra que estos sectores, a pesar de ser los más vulnerables, se están reinventando, disminuyendo los tiempos de logística, respondiendo de manera ágil a las necesidades del mercado y empleando mano de obra boliviana. Ellos nos están mostrando con acciones la resiliencia que debe tener toda la sociedad.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad