Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 26 de junio de 2022
  • Actualizado 21:11

La internalización de las PYMES bolivianas

La internalización de las PYMES bolivianas

Las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES) en Bolivia son un importante componente del desarrollo económico del país. Representan entre el 80 a 90% de las empresas constituidas, empleando casi al 74% de los trabajadores y aportando con el 50% de las ventas. Pero solamente el 40% de estas empresas venden en otros mercados que no sean el local, y si bien no hay datos sobre exportación u operaciones fuera de Bolivia, yo creo que no alcanza  al 3%.

Bolivia representa solamente el 0.1% del mercado potencial latinoamericano. Esta realidad

permite observar la necesidad que tienen las PYMES de ampliar su mercado, si lo que quieren es crecer y generar desarrollo económico, social y ambiental en sus regiones.

Tanto es así, que aproximadamente hace unos años, en la época de depresión económica en Europa, España desarrolló un ambicioso plan de internacionalización de sus empresas. Esto ha permitido que muchas comiencen a generar operación en Latinoamérica, y Bolivia no ha quedado exenta de esta realidad.

Este plan de complementariedad pública-privada tiene como objetivo la promoción de una política comercial progresista e inclusiva, instando a que las negociaciones comerciales en el seno de la Unión Europea tengan en cuenta capítulos ambiciosos en materia de desarrollo sostenible, comercio, género y PYMES, de acuerdo con los objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 y el Acuerdo de París de lucha contra el cambio climático.

En los últimos años, ha habido un conjunto de PYMES bolivianas que han tenido la valentía de generar procesos de internalización. Por un lado, startups como Quantum, Yaigo o Mamut están generando operaciones en México, Paraguay y Centroamérica. Por otro, empresas del sector financiero y de seguros están operando en Paraguay. Otras como Venado están abriendo mercado para el sector alimenticio.

Si bien este proceso de internacionalización se ha realizado de forma orgánica, la Cámara de Industria y Comercio de Santa Cruz, Cámara Americana Boliviana o la Cámara Binacional Boliviana Paraguaya ha generado misiones empresariales a diferentes países, para mostrar la oferta de servicios y producto #HechoEnBolivia.

Por otro lado, programas como el Si Bolivia, con tasas inferiores al 0,5%, son catalizadores para que las empresas hagan inversiones que les permitan invertir en tecnología que ayuda a un proceso internacional más eficiente.

Crear y dar oportunidad para que las PYMES puedan internacionalizarse, es una oportunidad de generar desarrollo sostenible en Bolivia y es un orgullo ver cómo el sector empresarial boliviano junto con el Estado están apostando en crear soluciones de Bolivia para el mundo. Ojalá que esto deje de ser un conjunto de acciones aisladas y podamos generar un plan público privado que lo catalice. Es un trabajo ahora para un resultado a largo plazo.

#ACTUARENVEZDEHABLAR

Manuel Laredo Garnica

Emprendedor Social en Economía Circular

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad