Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 14 de abril de 2021
  • Actualizado 19:32

No existe un planeta B, pero sí empresas B que generan ganancias y que, además, crean un impacto social y ambiental. 

Muchas veces se piensa que las empresas tienen como único objetivo generar riqueza, por lo cual, escucho que no importa contaminar un río si al final del día se da trabajo. Muchos creen que el problema del río es un tema netamente ambiental, pero la verdad es un problema económico. 

Imaginemos que esa empresa obtiene un boliviano como ganancia, generando movimiento económico, pero contaminando el río. 

Ahora analicemos que el regenerar ese río cuesta cinco bolivianos, por tanto, el balance para la sociedad es negativo (menos cuatro bolivianos). Si no se regenera ese río, la gente dejará de tener agua para tomar y comenzará a enfermar y, en un tiempo no muy lejano, migrará buscando mejores oportunidades; consecuentemente, no habrá desarrollo económico. No existirá un desarrollo económico sostenible. 

Por otro lado, en el mundo existen muchos problemas sociales y medio ambientales a solucionar. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible están buscando un cambio de paradigma. Problemas como hambre, agua, educación, igualdad, trabajo, basura, etc,  son grandes deudas sociales que aquejan a nuestra sociedad. 

Muchas veces los problemas sociales son tantos o simplemente no son tan visibles a los gobiernos de los países, que no existe ni presupuesto ni voluntad  para solucionarlos.

Es ahí que nace una oportunidad 

de negocio, donde las empresas pueden solucionar problemas reales de la sociedad, generando economía. Eso es lo que llamamos Empresas de Triple Impacto.

Hace un año, como Mamut presentamos en la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (CAINCO) nuestra certificación de Empresas B. 

Esta es una certificación internacional de impacto, que junto a Build de Daniel Andrade somos las únicas empresas certificadas B de Bolivia.  

Actualmente existe una activa comunidad de Empresas B en Cochabamba que están promoviendo el cambio. Esto demuestra, una vez más, el liderazgo de las empresas cochabambinas que creen que  #CambiarEsPosible.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad