Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 14 de abril de 2021
  • Actualizado 18:35

Cochabamba sostenible

Cochabamba sostenible

El índice de ciudades prósperas desarrollado por la ONU determina que las ciudades en Bolivia son poco productivas, con una gobernanza, desarrollo de infraestructura, sostenibilidad ambiental, calidad de vida y equidad e inclusión social baja.

Cochabamba tiene un promedio de CPI (Índice de ciudades) de 45 puntos sobre 100, lo que determina que necesitamos urgentemente generar políticas urbanas. Hemos pasado en los últimos años de ser la segunda ciudad más importante de Bolivia a la cuarta, y hemos visto cómo muchos de nuestros jóvenes han migrado a Santa Cruz o La Paz, generando una gran fuga de talento.

Y es que el tema principal es que necesitamos que nuestra ciudad sea un polo de generación de prosperidad y así esa prosperidad permitirá que los seres humanos podamos realizar nuestras aspiraciones, ambiciones buscando el bienestar individual y colectivo.

Pero para esto, es importante darse cuenta que las acciones para que una ciudad alcance la prosperidad, van más allá de  un viaducto, una carretera o un parque. La prosperidad de una ciudad se basa en tener un plan de desarrollo sostenible. Ese que preserva el desarrollo económico buscando un impacto social y ambiental.

Durante años, nuestra ciudad ha priorizado la generación de riqueza y hemos visto que a través de vendernos progreso, trabajo y salud se ha generado una matriz de desarrollo, el cual está matando, por ejemplo, nuestro río Rocha. Si ese modelo genera, por ejemplo, un impacto en la economía de 5 bolivianos contaminando un río, que luego regenerarlo va costar a toda la sociedad 500 bolivianos, es claro que estamos hablando de un mal negocio colectivo.

El desarrollo sostenible es un modelo basado en la eficiencia, que en el caso de las ciudades debe priorizar acciones y políticas públicas, que promuevan ciudades ordenadas, productivas y saludables. Para esto, se deben buscar modelos de gobernanza inclusivos, que permitan generar políticas públicas que busquen generar ciudades sustentables y resilientes.

Construir una Cochabamba sostenible es un trabajo que necesita de la articulación entre lo público y lo privado,  pero además necesita la participación activa de los ciudadanos. Necesitamos cambiar urgentemente, para dejar una ciudad que pueda generar prosperidad a la siguiente generación de cochabambinos y podemos estar seguros que este solo llegará con el compromiso de todos los actores.

#ACTUARENVEZDEHABLAR

MANUEL LAREDO

Emprendedor Social en Economía Circular

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad