Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 00:37

El banquero que dejó a un lado la academia

El banquero que dejó a un lado la academia

“(…) las Reservas internacionales ya estaban muy delgaditas.”, “(…) soberanía y dignidad para recibir esos dineritos, (…)”, “Herejías y santurronerías”. Aunque cueste creer, esto es parte de un análisis de Juan Antonio Morales, expresidente del Banco Central de Bolivia.

Parafraseando a R. H. Moreno-Durán, diríamos que la ironía es el humor de la inteligencia. Definitivamente, no es el caso con el artículo escrito por Morales, ya que no presenta ni ironía, ni sarcasmo, simplemente utiliza diminutivos y hasta ahí. Sin embargo, el verdadero problema con ese artículo es la ausencia total de análisis académico en un tema técnico, del cual él fue la autoridad máxima.

Su análisis se centra en la supuesta similitud entre el IFR y la asignación de DEG, la cual no es solamente una diferencia de forma, como indica J. A. Morales, porque en el IFR existen condicionalidades con las que se abre la puerta para que el FMI pueda participar en la aplicación de Políticas Macroeconómicas Integrales. Contrariamente, el rol principal de la asignación de DEG atiende a la necesidad de complementar los activos de Reserva Internacional. Este racionamiento no surge de un análisis profundo y acucioso como el del autor, surge simplemente de revisar dos fichas técnicas que presenta el FMI, dos fichas distintas para dos conceptos distintos.

Que si el FMI es o no “desalmado” es una cuestión que no debería ni debatirse ni ser parte del análisis de quien se define como profesor emérito y expresidente del BCB, en especial porque “el alma es intangible”. Dejando de lado las ironías, J. A. Morales expone esta clase de análisis alejado de los hechos, probablemente, porque la estrategia de igualar al IFR con los DEG no está dando resultado en la opinión pública. Lo que seguirá en el futuro debate seguramente será “curarse en sano” y “salvarse quien pueda”. Es decir, tal vez conoceremos posturas de exfuncionarios argumentando que, siendo el BCB Agente Financiero, las responsabilidades de la solicitud del crédito al FMI son exclusivas del Ministerio de Economía, obviando que tanto el Presidente y el Directorio del BCB son personal y solidariamente responsables de las resoluciones adoptadas. Ante esto solo faltaría echar la culpa al trabajo técnico y legal de gerencias. ¿Acaso la máxima autoridad del BCB no tuvo responsabilidad por firmar la solicitud del IFR y por el pago de intereses? Si se obviara esta responsabilidad, que la política económica del país pase a manos de las gerencias del BCB y que el último apague la luz.

Será interesante leer artículos futuros tratando de evadir estos hechos sobre responsabilidades y averiguar cuál será el nuevo argumento que defina estas falencias como “herejías”, sabiendo aún que el propio oficialismo del gobierno de Áñez, en la Asamblea Legislativa Plurinacional, no quiso mancharse con la aprobación de un crédito fuera de norma y no le buscó justificativos ni calificativos a algo tan tangible como el manejo del dinero público. Lo que se esperaría sería conocer razones técnicas y académicas del porqué se obvió la normativa boliviana, o del porqué teniendo el dinero a disposición no se lo utilizó para luchar contra el coronavirus, pues si lo obtuvieron al margen de la Asamblea, que más daba ya utilizarlo para ese objetivo.

Ni “herejías” ni “santurronerías”. No es necesario menospreciar al ciudadano quien, sin ser “docente emérito”, comprende perfectamente que algo olía mal en la obtención del IFR del FMI. La postura “señorial” del catedrático dueño del conocimiento queda anacrónica hoy en día. Es mejor exponer transparentemente la relación de hechos y confiar en el buen juicio del ciudadano. Al fin del día, insultar la inteligencia del lector no es una buena medida. A la fecha, las posturas contrarias con la actual asignación de DEG se limitan a compararla con la anterior obtención del IFR, o sea que, implícitamente, ya han expresado que ni siquiera ellos quieren defender esa ilegal gestión

FORO

Diego Murillo A.

Politólogo

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad