Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 07 de mayo de 2021
  • Actualizado 07:03

La conspiración “Pro Vida”

La conspiración “Pro Vida”

¿Quiénes están detrás de Erwin Bazán, el diputado de Creemos que en los últimos días denunció a un activista y a la Defensoría del Pueblo por “promover el aborto”? Bazán no actúa solo, ni sus acciones son una iniciativa personal. Detrás de él hay toda una red de al menos 40 organizaciones que impulsan la criminalización del aborto y el desconocimiento de los derechos de las diversidades sexuales en Bolivia.

En su mayoría, estas organizaciones ultra conservadoras reciben financiamiento de poderosas transnacionales como Human Life International, 40 Days of Life o Heartbeat International, con sede en EEUU, relacionadas con el Partido Republicano y que, además, respaldan las políticas anti derechos de Trump.

Estas organizaciones ultra conservadoras están agrupadas en la Plataforma Ciudadana por la Vida y la Familia creada a partir de 2013. Erwin Bazán es parte del liderazgo de esta red. Esta Plataforma ha tenido mucho éxito en organizar masivas movilizaciones contra la Ley de Identidad de Género el 2016, y contra la ampliación de causales de aborto impune en el Código Penal el 2018. La Plataforma por la Vida y la Familia ayudó a la conformación del Grupo Parlamentario Pro Vida. En alianza con algunos parlamentarios conservadores, esta red logró limitar los alcances de la Ley de Identidad de Género.

Esta Plataforma enarbola los “tres principios irrenunciables” propuestos por el papa Benedicto XVI: 1) la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural, 2) la familia basada en el matrimonio entre el hombre y la mujer y 3) los derechos de los padres de educar a sus hijos (sobre todo en temas de sexualidad).

Con Bazán -ex vocero del Arzobispado de Santa Cruz-, como diputado por Creemos, la Plataforma Ciudadana por la Vida y la Familia buscará desbaratar lo poco que se avanzó en el país en equidad de género, en derechos sexuales y en derechos reproductivos. Es probable que en las próximas semanas, este poderoso grupo de presión busque desnaturalizar una de las primeras medidas del Gobierno de Arce: la inclusión en el currículo de las unidades educativas de contenidos destinados a prevenir la violencia contra la mujer, con la consigna de “luchar contra la ideología de género, y en defensa de la familia”.

UN POCO DE SAL

JULIO CÓRDOVA VILLAZÓN

Sociólogo

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad