Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 22 de septiembre de 2020
  • Actualizado 12:46

De los deseos a la realidad

De los deseos a la realidad

Cada vez con más insistencia  se levantan voces exigiendo a las autoridades adopten medidas para encarar la pandemia del COVID-19, los problemas económicos para después de la cuarentena, el tema pendiente de las elecciones generales y otras más.
Respecto a la pandemia,  muchos actores políticos, sociales e intelectuales demandan que las pruebas de detección del virus sean aplicadas a todas  las personas asentadas en el territorio nacional, para de esta manera saber quiénes realmente son portadoras del virus aún sin presentar los síntomas. La decisión de las autoridades es priorizar a las personas que están más expuestas a riesgo de contagio, sea por la actividad que realizan, por sus condiciones de salud u otras. Es evidente que la aplicación general del test permitiría evitar la mayor trasmisión del mal; pero, desde mi ignorancia en temas epidemiológicos y de finanzas del Estado, me pregunto si como país con un Sistema de Salud plagado de carencias como el que dejaron los anteriores gobernantes, estamos en condiciones de adquirir los insumos para aplicar el test de manera general, más aún cuando sabemos que los resultados, al menos de dos de los conocidos, no son totalmente concluyentes en la etapa temprana del contagio. Igualmente me pregunto si es posible adquirir los reactivos suficientes y a la brevedad posible en un momento en el que la demanda es mucho mayor que la oferta en todo el mundo, tanto es así que ni en los países más desarrollados se está adoptando la medida. Mientras no tengamos la cantidad suficiente de reactivos para aplicar el test a los más de 11 millones de habitantes, lo correcto es que se priorice a aquellas personas que, de acuerdo al criterio de los especialistas, lo requieran.
Las elecciones generales que estaban previstas para el próximo mes de mayo son otro tema de controversia, al extremo de que han empezado a circular amenazas contra el Gobierno; exigen que se fije la fecha más próxima posible para que la población elija al/la Presidente y a los componentes del Órgano Legislativo. Considero que la ciudadanía tiene perfectamente claro que son necesarias las elecciones, para que cada quien exprese a través del voto su simpatía por tal o cual fórmula; sin embargo también por ahora tiene otras prioridades como empezar su actividad económica para asegurar el sustento diario, sin el riesgo de contagiarse. Una vez más, vemos enfrentados nuestros deseos con la cruda realidad y por ahora queda obrar con paciencia, desprendimiento,  sabiduría, buena fe y,  sobre todo, pensando en el bien común.

Zona de los archivos adjuntos