Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 22 de mayo de 2024
  • Actualizado 23:12

Medidas retrógradas violatorias de derechos de las mujeres

Medidas retrógradas violatorias de derechos de las mujeres

El Tribunal Supremo de Justicia y el Consejo de la Magistratura han decidido refuncionalizar los juzgados de instrucción y de sentencia en lo penal para que sean estos los que asuman el conocimiento de los casos de violencia contra las mujeres. El art. 4 de la Ley 348, referido a Principios y Valores señala: inc.13 “Atención Diferenciada. Las mujeres deben recibir la atención que sus necesidades y circunstancias específicas demanden, con criterios diferenciados que aseguren el ejercicio pleno de sus derechos”. Por su parte el inc. 14 dispone “Especialidad. En todos los niveles de la Administración pública, y en especial en aquellos de atención, protección y sanción, en casos de violencia hacia las mujeres, las y los servidores públicos deberán contar con los conocimientos necesarios para garantizar a las mujeres un trato respetuoso digno y eficaz”. En la misma línea el art. 63 indica que Las y los fiscales de Materia contra la violencia hacia las mujeres contarán con personal especializado para proporcionar a cada mujer en situación de violencia una atención eficaz y adecuada”.

Finalmente, el art.68 crea los juzgados de Materia contra la Violencia hacia las Mujeres para juzgar los ilícitos señalados como violencia contra las mujeres en el art. 7 de la referida Ley.

Las mujeres luchamos por acceder a una justicia transparente, oportuna y administrada por jueces que tengan conocimiento profundo y convicción de la realidad machista de nuestra sociedad; una sociedad en la que las relaciones de poder desiguales entre hombres y mujeres naturalizan y perpetúan la violencia de género basándose en mitos y estereotipos patriarcales. Un logro de esta lucha fue precisamente la creación de los juzgados y fiscalías especializados.

Sin embargo, hoy el Tribunal Supremo y el Consejo de la Magistratura, en lugar de crear nuevos juzgados especializados para investigar, procesar y sancionar el número cada vez mayor de crímenes aberrantes contra las mujeres y las niñas, han tomado el camino fácil e ilegal de refuncionalizar los juzgados en lo penal, dejando de lado la consideración de la especialidad. Para ellos/as es lo mismo juzgar la violencia machista como el feminicidio o la violación sexual que el narcotráfico, atracos a mano armada, robos, estafas u otros delitos que no tienen relación con la violencia contra las mujeres.

Esperemos que a su ilegal prórroga de mandato no sumen este retroceso y revoquen la medida.

DE FRENTE

JULIETA MONTAÑO S.

Abogada, feminista, defensora de DDHH

julietamontañ[email protected]