Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 26 de enero de 2021
  • Actualizado 17:46

Afanes por el desarrollo local

Afanes por el desarrollo local

Las posibilidades de una administración del desarrollo local de una forma seria y responsable tienen que ver con seis aspectos que los podemos desagregar de la siguiente manera: La compleja situación institucional que pasa por una comprensión muy atinada de la estructura del Estado Plurinacional hasta la descentralizada figura del gobierno autónomo municipal que plantea como nunca una alternativa de modelos de administración de las instituciones locales con autonomía plena y decisoria, pero respaldados en una decisión sostenible de velar por el bien común que clama una intervención muy estratégica y precisa del bien común, abandonando de una vez ese canibalismo partidario de establecer dominios muy polarizados de un sistema de administración monolítico y supercoptado en las decisiones fundamentales sobre las ciudades y su desarrollo durable. Otro factor se refiere a la capacidad técnica de gestión del desarrollo, basado en un despliegue de capacidades humanas primero serias y pertinentes (muy difíciles de priorizar) y luego de cierta forma con una corriente de renovación generacional natural que posicione a los técnicos con la suficiente autoridad y solvencia técnica en las intervenciones sobre las obras estratégicas en las ciudades, requisito básico para ello jerarquizar a nuestros profesionales en el ámbito del desarrollo territorial local. Un tercer factor tiene que ver con la participación ciudadana en el destino de la ciudad, es decir con abandonar esa actitud de conformismo en la opinión sobre su desarrollo e intervenir de una forma orgánica y sostenida en miras de exigir acciones efectivas que permitan un compromiso de participación ciudadana en su implementación y supervisión para velar por el correcto cumplimiento de los procedimientos administrativos de licitación y entrega de obras de calidad y de una forma muy coordinada para evitar las uñas largas de los malos funcionarios públicos que siempre están prestos a intervenir y encarecer las obras, beneficiándose en el camino.

La situación psicológica de la población en general es otro factor de consideración, ahora que su comportamiento esta sensibilizado con la situación de la salud y que plantean la necesidad de considerar actitudes y comportamientos humanos que deciden a cada momento y que pueden cambiar destinos dependiendo de su realidad hogareña; este es un desafío en la perspectiva de recuperar la actuación barrial de los vecinos, articulando de esa forma a la comunidad en la perspectiva de la acción común para su beneficio pleno. El rol de los planificadores y gestores del desarrollo local es un factor más técnico referido a la formación profesional en la academia y la pertinencia de los profesionales en su acción de soporte a las decisiones de los líderes locales que deciden día a día. Por último, lo más importante, la situación económica actual que es el factor más sensible y más importante que puede anular la acción de varios de los otros factores considerados. Subsistir es más importante que ostentar, por tanto, una fuente laboral estable o un ingreso económico fijo es más importante que grandes monstruos de cemento en un espacio cada vez más insalubre, que no muestra ni la luz ni la ventilación natural.

CIUDAD SUSTENTABLE

JOSÉ CASTELLÓN O.

Docente universitario con posgrado en gestión ambiental

[email protected]