Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 09:06

Metaversos y educación

Metaversos y educación

Yuval Noah Harari, el escritor israelí y autor del best sellers “Sapiens: de animales a dioses”, en una video conferencia reciente en el “Sura Summit 2021”, dijo que en uno o dos siglos la Tierra será dominada por entidades no humanas (robots). Mencionó que “la bioingeniería y la inteligencia artificial serán las áreas que mayores cambios traerán a nuestra sociedad, al grado que podrían reescribirse las reglas básicas de la vida que no ha cambiado en 4.000 millones de años”. Que la tecnología digital dividirá el mundo en dos: EEUU al lado de las bigtechs como Facebook, Amazon y Microsoft y, el otro bloque, China con Alibaba y otros gigantes tecnológicos asiáticos. Y que pese a los avances tecnológicos que hoy goza la humanidad “no sabemos mucho acerca de los seres humanos y no sabemos cuál es su potencial total” y recomienda la importancia de “volvernos más humanistas y fomentar una educación en los niños con una nueva flexibilidad mental, que les permita sentirse cómodos con lo desconocido, porque el cambio es nuestro futuro”.

Esta visión del futuro nos hace imaginar un mundo diferente sacado de la ciencia ficción, donde  los nuevos desafíos, en un mundo incierto y cambiante, hacen necesaria una nueva educación más holística, no solo en materia científica, sino en aquellas habilidades blandas, haciendo énfasis en la inteligencia emocional.

Mientras tanto, Facebook, que estaba en su peor momento por prácticas monopólicas, el desprestigio por testimonios de una exempleada y críticas por la desinformación y mal uso de datos; a través de su CEO Mark Zuckerberg, anunciaba la construcción de su nueva plataforma Metaverso, que será un internet aumentado y basado en la realidad virtual, para conectar a la gente en línea y que permitirá multiplicar las interacciones y la sensación de estar inmerso en conexiones y relaciones virtuales. Se trata de un mundo virtual al que podremos ingresar y vivir una segunda vida, creando para ello un avatar.

La coincidencia de estas declaraciones recientes, por parte de Harari y Zuckerberg, nos permiten visualizar mundos futuros que vienen o serán creados a través de la tecnología. Ahora bien, la pregunta es: ¿es posible entonces ser más humanistas y que las nuevas tecnologías digitales nos ayuden a crear un mejor mundo más sostenible y con una mejor educación? Sabemos que la pandemia ha transformado  el mundo de la educación, hay críticas a favor, pero más  en contra porque los colegios y universidades no estaban preparados para asumir el reto de la educación a distancia con calidad. Hoy el metaverso ofrece la posibilidad de crear espacios en 3D visualmente inspiradores, donde la  educación puede ser divertida, participativa y colaborativa.

La plataforma Second Life (SL), creada el 2003 por la empresa Linden Lab, es un metaverso donde es posible construir simuladores, laboratorios y lugares para la educación. En SL es posible “aprender haciendo” (Learning by doing), porque uno empieza definiendo su propio avatar, recorre diversos niveles de aprendizaje y aprende a través de la interacción con otras personas y el propio entorno. Otras ventajas que ofrece SL es reuniones con distintos grupos sin desplazarse a un aula física, incorporar contenidos de aprendizaje en diferentes formatos (video, textos, fotos); la enseñanza es persistente pese a que uno abandona la sesión, los cambios que hace el alumno son guardados y permite recuperarlos cuando se vuelve a conectar; los contenidos son en formato tridimensional que permite explorar los contenidos y objetos desde puntos de vista innovadores, el alumno pasa a ser el protagonista, lo que obliga al docente a asumir otro tipo de conducta como facilitador o guía para acompañar al alumno en su exploración y avance, se aprende jugando y de manera colaborativa.

Bienvenidos los metaversos para explorar y explotar nuevas formas de enseñanza y aprendizaje en un mundo digital.

INNOVACIÓN Y FINANZAS  

JORGE VELASCO T.

Ingeniero industrial, magíster en Innovación y Desarrollo,

emprendedor, y docente

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad