Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 08 de julio de 2020
  • Actualizado 18:17

Ingeniería y desarrollo sostenible

Ingeniería y desarrollo sostenible

Este 4 de marzo pasado  ha sido declarado, por la Unesco, el Día Mundial de la Ingeniería para el Desarrollo Sostenible para reconocer la labor de los ingenieros y también comprender la importancia que tiene  la ingeniería y la tecnología como esenciales para la vida moderna ya que afecta a la vida cotidiana de todos los habitantes de nuestro mundo actual y son cruciales para el desarrollo sostenible.

Con esta declaración se le da un rol esencial al ingeniero en el desafío de encontrar soluciones encaminadas a promover los 17 objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones  Unidas (ODS) de la agenda 2030. En efecto, hoy los ingenieros son imprescindibles y mas necesarios que nunca para encontrar soluciones innovadoras en materia de agua limpia y saneamiento, resiliencia ante desastres naturales, incrementar las áreas de cultivo para dar seguridad alimentaria a la población creciente  y la protección de nuestros océanos y otros recursos terrestres en peligro de contaminación.

Este reconocimiento a la ingeniería no es reciente, la importancia que ha tenido a lo largo de los siglos ha sido evidente: las pirámides de Egipto, la Gran Muralla China, las pirámides de los imperios Maya, Inca y Azteca, los acueductos y el coliseo romano, los jardines colgantes de Babilonia, el faro de Alejandría,etc. En nuestro mundo actual la ingeniería sigue ocupando un lugar central, por que valiéndose de la ciencia, las matemáticas, la tecnología y optimizando el uso de recursos naturales puede desarrollar o  crear  obras o encontrar  soluciones que rebasan la imaginación. En efecto, en el programa “Ingeniería de los imposible” de Discovery Chanel  se puede ver el milagro que hace  la ingeniería para construir obras tan eficaces  y espectaculares como  la torre central de Shanghai de 632 metros de altura y 420.000 metros cuadrados de superficie equivalente a 104 campos de futbol; el aeropuerto internacional de Kansai Japon construido en una isla artificial a prueba de terremotos y tifones, de 4km de largo por 1 km de ancho, se emplearon 21 millones de metros cúbicos de hormigón, 10.000 trabajadores y 10 millones de horas de trabajo; el puente colgante sobre el Rio- Antirio en Grecia de 2.252 metros  de largo y 28 metros de ancho equivalente a 25 campos de futbol, el más largo de su tipo y construido en una zona inestable con alta actividad sísmica; el viaducto Millau en Francia de 2.460 metros de longitud y 343 metros de altura máxima; el Canal de Panama de 80 kilómetros de largo; la presa Hoover en EEUU que requirió 3.3 millones de metros cúbicos de hormigón; el puente suspendido Akashi Kaikyo en Japón el más largo del mundo con 3.911 metros que empleo 2 millones de trabajadores; la Presa de las Tres gargantas en China que contiene la central hidroeléctrica más potente del mundo, con 2.309 metros de longitud y 185 metros de altura;etc.

Por esos antecedentes es que se espera que el ingeniero sea capaz de responder a este llamado para promover el Desarrollo Sostenible, en el planeta,  a través de: la innovación, la investigación y desarrollo para idear nuevas tecnologías avanzadas en áreas amplias e interdisciplinarias con miras a tomar medidas contra el cambio climático y actuar en pro del desarrollo sostenible a través de energias con bajas emisiones de carbono, gestión integrada del agua, inteligencia artificial, Big Data, TICs, etc.

La UMSA a través de su Departamento de Investigación, Posgrado e Interacción Social han lanzado la convocatoria con fondos del IDH donde se espera que los ingenieros  presenten proyectos de investigación en las áreas que hacen  parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).