Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 07 de diciembre de 2022
  • Actualizado 20:41

¿La nueva Santa Cruz?

¿La nueva Santa Cruz?

Para entender el conflicto con Santa Cruz, nos puede ayudar los resultados de la última elección general, los datos del Órgano Electoral Plurinacional de Bolivia. Santa Cruz en su representación legislativa de la cámara de Senadores y Diputados; el MAS-IPSP prácticamente tiene el 40% de representantes y el resto pertenece a las agrupaciones de Creemos y Comunidad Ciudadana, teniendo también representación en la cámara legislativa departamental y en el Concejo Municipal de ese ciudad. Esto muestra una nueva configuración política del departamento, la cual no puede ser ignorada. Sectores de la población tienen otro tipo de representación.

Las consecuencias de este paro la están pagando la población de clase media hacia abajo, la que no depende de un salario mensual de una empresa, si no la gente que vive de su trabajo del día a día, como choferes, comerciantes vivanderos, cuentapropistas, que tiene compromisos con los bancos y que está en riesgo su capital de trabajo. Este paro está mostrando la otra Santa Cruz, la cual no se muestra en los medios de comunicación, a los pequeños y medianos productores agrícolas, a los migrantes de las provincias y de otros departamentos del país, los cuales no comparten la misma posición política del Comité Cívico.

El 4 de noviembre, el Ministro de Economía, en conferencia de prensa, presentó un cuadro estadístico de las pérdidas económicas, que registran la suma de 36.0 millones de dólares por día,  acumulándose esta a los 14 días del paro indefinido de 503.7 millones de dólares, el cual sería equivalente al 1.2% del PIB nominal. Esto signific, la perdida en bienes y servicios a precios de este momento y en esta gestión, los cuales podrían seguir aumentando si el paro continua.

Este paro que se lleva adelante tiene una doble moral, la clase empresarial de Santa Cruz que se aloja en este Comité Cívico  obliga a parar a la población dentro de ciudad,  mientras sus fábricas siguen trabajando de forma normal y financian ollas comunes en algunas rotondas, y hacen reclamos airados por intermedio del Gobernador por el corte de gas y el bloque que realizan los campesinos de esa región.

El gobernador Fernando Camacho no puede atribuirse toda la representación del departamento, ignorando esta nueva configuración política y su representación, debe asumir con mayor responsabilidad la función pública, quien tiene que atender las múltiples necesidades de la población y no cuartarlas como lo está haciendo en este momento. Dejar de  la posición de dirigente cívico y los cálculos políticos, que están afectando a todos y dañando la economía.

FORO

Jesús J. Luque

Analista económico

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad