Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 25 de enero de 2022
  • Actualizado 09:47
Diálogo rebelde

A propósito de la charla con unas maestras del área rural, quienes expresaron que la desmotivación de los estudiantes, el desinterés por aprender, fue el gran problema de las clases durante la pandemia. Los niños dijeron estar más motivados por realizar labores agrícolas y de cuidado de sus animales que por asistir a clases o realizar las tareas.

Esta experiencia manifestada fue el inicio de una discusión relacionada con los factores que influyen en la educación:

- Mira Alfonso, el problema de la motivación en los procesos educativos no es resultado de la educación a distancia o la educación presencial, ni es exclusiva del área rural o del área urbana.

- Justamente, Javier, creo que se trata de vincular los contenidos de la educación con la vida de los niños, con el descubrimiento del mundo y con sus emociones. Si la educación se convierte en una práctica de libertad, como decía Freire, entonces todos querrán participar.

- La educación en libertad para la libertad es una utopía si se estructura con procesos fundamentados en el cumplimiento de instrucciones y estudiantes que han perdido la capacidad de la rebeldía.

- Ya me parece una rebeldía dejar el sistema escolar para proseguir con labores agrícolas vinculadas a la cotidianidad ¿a qué deberían rebelarse entonces? y ¿cómo se originaría esa rebeldía?

- Resolver tus problemas cotidianos no es un acto de rebeldía, es de necesidad. La rebeldía requiere la libertad de soñar con un mundo “mejor” desde una concepción generacional, sin calificativos, sin estandarizaciones.

- En ese sentido, Javier, yo creo que, si la educación no parte de las necesidades cotidianas, tanto subjetivas como colectivas e históricas, difícilmente será crítica y dialógica. Si la educación no dialoga con la vida es pura información. El despreciar un sistema bancario por cuidar una vaca eso es tener valor y comunica un acto libre de rebeldía a ser considerado. 

- Sin duda alguna, la educación debe estar relacionada con la vida, con la realidad. Pero la acción de educar y de aprender sin rebeldía, reduce el saber a la reproducción de la conciencia autoritaria del docente. La rebeldía no como un mero acto de desobediencia, en cambio, de conciencia, debería ser la esencia de la educación. Comprender la educación para el logro de un saber consciente, es formar hombres libres. Entre un café y otro, la discusión podría traducirse en horas de intercambio de ideas; sin embargo, queda claro que el diálogo educativo es un ejercicio de la libertad, como dice el Papa Francisco.  Y Usted ¿qué piensa al respecto?

CONSTRUIR COMUNIDAD

JAVIER PRUDENCIO - ALFONSO ALARCÓN

Director de Carrera Ingeniería Civil de la UCB - Docente Tiempo Completo Comunicación Social 

[email protected]   [email protected] 

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad