Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 18 de junio de 2024
  • Actualizado 09:05

Importancia de gestión administrativa y financiera de unidades educativas privadas

Importancia de gestión administrativa y financiera de unidades educativas privadas

La gestión de las entidades educativas ha experimentado una evolución de gran relevancia. Desde los tiempos en que la administración y las finanzas descansaban en pocas manos, la sistematización de estructuras administrativas y financieras, hemos transitado un camino de transformación educativa.

Las obligaciones burocráticas imponen a las unidades educativas desafíos que van más allá de los requisitos del Ministerio de Educación. Estas instituciones, abrazan la educación permanente, involucrándose activamente en el autoaprendizaje familiar y la promoción comunitaria en disciplinas diversas como salud, educación, agricultura y medio ambiente.

Las actividades ofrecidas por estas instituciones, desde cursos cortos hasta talleres de arte, música y teatro, contribuyen significativamente al bienestar y la estabilidad social. Su impacto se refleja en campañas de divulgación y promoción de acciones comunitarias, consolidándose como agentes activos en el tejido social y promoviendo un cambio positivo en la comunidad.

Sin embargo, la gestión de las unidades educativas privadas enfrenta desafíos diversos, que van más allá de la competencia en el mercado educativo. Las regulaciones y leyes establecidas por el Ministerio de Educación y otras entidades gubernamentales presentan obstáculos, a pesar del papel socialmente relevante que desempeñan al proporcionar acceso a la educación y ofrecer una alternativa educativa específica a la comunidad.

La sostenibilidad económica y financiera se ve amenazada por las limitaciones impuestas por el Estado, que regula aspectos cruciales como las escalas de pensiones y la cantidad de estudiantes por aula. La complejidad de la situación socioeconómica y sanitaria destaca la necesidad de implementar una gestión de riesgos en la estructuración de presupuestos anuales, anticipando dificultades y asegurando una administración financiera eficaz para garantizar el crecimiento de estas instituciones.

En Cochabamba, las unidades educativas privadas enfrentan el desafío constante de diseñar programas innovadores que superen las ofertas públicas. La falta de correspondencia entre ingresos y gastos, exacerbada por las regulaciones gubernamentales, amenaza la viabilidad financiera.

Es fundamental implementar modelos de gestión y planificación financiera equilibrados, destacándose como pilares en el desarrollo educativo y social de Bolivia. La contribución de estas instituciones va más allá de la enseñanza formal, desempeñando un papel esencial en la formación integral de individuos y comunidades, fomentando así un impacto positivo y sostenible en el tejido social boliviano.

CONSTRUIR COMUNIDAD

Javier Camacho Rodríguez

Director Administrativo y Financiero UCB sede Cochabamba

[email protected]