Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 21 de enero de 2022
  • Actualizado 20:05

Encuentros ciudadanos en corredores culturales

Encuentros ciudadanos en corredores culturales

Cochabamba esta inscrita en el imaginario colectivo como una región rica en tradiciones y manifestaciones culturales que se evidencian en su gastronomía, arte y folclore, otorgándole un singular sello cultural; poseedora además de un amplio patrimonio arquitectónico que se diluye con el tiempo por políticas municipales que priorizaron las vías para el automotor, derruyendo áreas de mucha significación histórica; mientras otros significativos lugares perecen en el tiempo, producto de la ausencia de mantenimiento ante la indolencia de quienes que no los valoran.

Las agendas de actividades urbanas desarrollan a lo largo del año diferentes ferias gastronómicas que concentran gran cantidad de ciudadanos, ávidos por degustar las propuestas culinarias que se ofertan, en paralelo a manifestaciones culturales y económicas de diverso tipo. Estas actividades promueven cultura, generan movimiento económico dinamizando vivencias. 

Este contexto de movimientos culturales espontáneos, es motivo de permanente reflexión en ámbitos académicos, partiendo por reconocer que las prácticas culturales, significan una potencial fortaleza para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, resignificando, revalorizando o, en algunos casos, construyendo identidad; estas son verdaderas razones para que a partir de políticas culturales se avance en la construcción de una ciudadanía intercultural que valorice tanto al territorio, como a las personas y comunidades que las habitan.

En este marco, la ciudad debería dar mucha importancia a políticas culturales como un fundamental pilar de los procesos de desarrollo, que se evidencien en iniciativas de planificación urbana que miren a la dinámica territorial como algo fundamental, en el entendido de que cada territorio posee características muy especiales. Estas dinámicas, conceptualmente emergen bajo el nombre de corredores culturales, que se constituyen en verdaderos escenarios para la construcción colectiva de una ciudad, donde su presencia coadyuva en reducir la segregación y discriminación por el hecho de generar encuentros en escenarios públicos, cuyos entornos se revalorizan con la promoción de prácticas culturales que recuperan el significado del bien colectivo. Los corredores culturales son implementados en varias regiones globales como un instrumento de políticas culturales, reconociéndose como fenómenos únicos que generan oportunidades para potencializar capital cultural a partir de estrategias económicas y sociales.

El municipio de Cochabamba está conformado por seis comunas, cada una con características culturales e histórico patrimoniales muy singulares, contando con el reconocimiento popular a partir de la memoria colectiva que se proyectan culturalmente en actividades desordenadas y carentes de un concepto que valorice identidad, mostrándose solamente como iniciativas para dinamizar economía. En este marco, sería muy saludable documentar procesos que proyecten signos de patrimonio material e inmaterial para construir concepto y generar ferias urbanas temáticas en días de ausencia de automóvil, como por ejemplo, el Día del Peatón, pero con una fuerte carga simbólica que potencie el orgullo regional, promoviendo empoderamientos sociales en un entorno rico en tradiciones y patrimonio.

CULTURA, ZOOCIUDAD Y TERRITORIO

JAIME ALZÉRRECA PÉREZ

Docente e investigador IIACH- UMSS

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad