Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 25 de junio de 2024
  • Actualizado 03:39

El camino de la Gestora

El camino de la Gestora

Con la promulgación de la Ley N°065 de Pensiones de 10 de diciembre de 2010, se creó la Gestora Pública de la Seguridad Social de Largo Plazo (Gestora), constituyéndose en una empresa estratégica de derecho público, de duración indefinida, con personalidad jurídica y patrimonio propio, con autonomía de gestión administrativa, financiera, legal y técnica, con jurisdicción, competencia y estructura de alcance nacional.

Durante los últimos años, diseñó y estableció su funcionamiento para que inicié sus operaciones para la administración de los Fondos del Sistema Integral de Pensiones (SIP), gestión de prestaciones, beneficios y otros pagos correspondientes a dicho sistema, etapa que atravesó con algunas dificultades principalmente técnicas debido al proceso de migración de información entre las Administradoras de Fondos de Pensiones y la Gestora, aspecto que ha provocado que no pueda cumplir con los plazos establecidos para el inicio de sus actividades en los Regímenes Contributivo y Semicontributivo del SIP.

Desde enero de 2018, la Gestora se hizo cargo del pago de la Renta Dignidad, régimen no contributivo, siendo que a la fecha este beneficio llega a más de 1.1 millones de personas de 60 años o más, erogando de las arcas del Estado más de 4.7 mil millones de bolivianos anualmente, servicio que lo realiza mediante agencias autorizadas y unidades móviles para llegar a los lugares más alejados.

Mediante Decreto N°4585 de 15 de septiembre de 2021, se estableció los plazos para el inicio de las actividades de la Gestora en los Regímenes Contributivo y Semicontributivo del SIP, de forma parcial hasta septiembre de la presente gestión y de manera total durante el primer semestre de 2023, a objeto de administrar los Fondos del SIP, conformados con los aportes de los trabajadores y empleadores, por separado y fuera del patrimonio de dicha empresa por considerarse autónomo.

Para su financiamiento, como empresa, la Gestora recibe una comisión por cada operación de pago de la Renta Dignidad (RD) y Gastos Funerales (GF), que cubre el servicio de administración del Fondo de la Renta Universal de Vejez, la administración de la base de datos de beneficiarios, la gestión y pago de la RD y GF. A su vez, percibirá, desde su inicio parcial, una comisión por la administración de los aportes de cada nuevo asegurado que alcanzará a 0,5% del total ganado.

El inicio parcial de operaciones de la Gestora, registro y administración de los nuevos aportantes al SIP, se producirá a partir de este 9 de este mes, y hasta mayo de 2023 se encargará de administrar los aportes de todos los asegurados sustituyendo de esta manera a las AFP que operan en el país desde 1997, cuando se cambió del sistema de reparto a la capitalización individual. En esta etapa inicial, los nuevos trabajadores dependientes, consultores, independientes y empresas deberán registrarse al SIP, a través de la plataforma informática de la Gestora, así también, en sus oficinas de atención a la ciudadanía distribuidas en el país.

Como toda empresa, en este caso pública nacional estratégica, tiene la oportunidad de destacarse, demostrando un manejo eficiente y responsable de los aportes y los servicios que brinda, denotando a su vez calidad y calidez a los asegurados y beneficiarios.

Es importante ver en el “retrovisor” el complejo camino que atravesó la Gestora en estos últimos años, pero resulta trascendental que, en el inicio parcial y total de sus operaciones, se pueda prospectar en el “parabrisas” del camino que se avizora, una oportunidad sin igual para demostrar el trasparente y eficiente manejo de los aportes de todos los asegurados, dejando en el pasado el mito que cuestiona la administración de los recursos por parte de las empresas públicas y el Estado.

FORO

Gustavo Gómez

Economista

[email protected]