Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 07 de diciembre de 2022
  • Actualizado 09:46

Protejamos el Parque Nacional Tunari

Protejamos el Parque Nacional Tunari

La población nacional ha aumentado en su densidad, razón por la cual todos buscan un lugar dónde habitar y/o poder realizar sus construcciones. Sin embargo, resulta muy importante resaltar las arbitrariedades y abusos que se vienen cometiendo en los terrenos ubicados en el Parque Nacional Tunari, más propiamente sobre la Cota 2750, por lo que resulta esencial que nuestra sociedad en general tenga conciencia respecto al resguardo de las áreas protegidas por el Estado, respaldadas por la Constitución Política, otras leyes e instituciones como el Sernap.

Por ello, considero crucial que tanto las autoridades jurisdiccionales, así como las administrativas (Alcaldía de Cochabamba y el Sernap), hagamos respetar los terrenos que se hallan ubicados sobre la Cota 2750.

Dentro de la práctica y experiencia judicial se ha podido advertir que muchas personas tienen títulos de propiedad de inmuebles que se encuentran dentro del Parque Nacional Tunari, que por cierto se hallan debidamente registrados en Derechos Reales, y que a mérito de dicho registro proceden a la construcción de viviendas o en su caso dan en garantía por algún préstamo obtenido, olvidándose que dichos lotes de terrenos están plenamente resguardados por el Estado, por ser área protegida, lo cual inviabiliza que los mismos sean dado en calidad de garantía. Asimismo está vigente la prohibición de realizar construcciones.

En ese sentido, resulta importante que trabajemos en forma conjunta, la población en general y las instituciones del Estado, a fin de evitar mayor deforestación en dicha zona.

Una primera tarea será concienciar a la población en general que dichos terrenos no pueden entrar en el ámbito comercial ni de construcción, porque es una área protegida. Sin embargo, en los hechos dichos terrenos, en muchos casos, son motivo de subasta y remate en instancias judiciales. Cuando las autoridades judiciales solicitan certificaciones de ubicación, las mismas son extendidas de manera fácil por funcionarios municipales que se olvidan de las prohibiciones que existen.

Sin embargo, en los hechos resulta totalmente inviable proceder a la entrega de cualquier inmueble subastado y adjudicado que esté ubicado por encima de la Cota 2750.

En conclusión, me permito sugerir y recomendar que, a fin de evitar perjuicios innecesarios a personas que se adjudican inmuebles en subastas públicas, la autoridad jurisdiccional en el momento de realizar cualquier señalamiento de remate, debería solicitar certificaciones del municipio de Cochabamba, así como del Sernap, respecto a la ubicación del inmueble para verificar que no se encuentre dentro del área protegida.

FORO

GUILDER JHONNY UREÑA E.

Juez Público Civil y Comercial

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad