Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 13 de abril de 2024
  • Actualizado 11:00

¿Qué vendrá después del Censo?

¿Qué vendrá después del Censo?

Una vez más queda demostrado que la extrema politización en el país se ha convertido como en una especie de cáncer, que en lugar de curar o contrarrestar, está avanzando cada vez peor. La denominada “clase política” antepone sus mezquinos intereses político-sectarios y no le interesa para nada el interés nacional, porque hay “politiqueros” que solo se dedican a cuestionar, descalificar y, lo peor, crear desinformación e incertidumbre en los bolivianos.

Es precisamente lo que ha ocurrido antes, durante y ahora después del Censo, porque hubo y hay políticos, opinadores y otros que generan confusión y desinformación en la población no solamente a través de las redes sociales, sino también con declaraciones de prensa.

Otro ejemplo patético de mezquindad, tozudez y obsesión político-sectaria es lo que se ha visto en Santa Cruz, donde sus líderes cívicos y políticos promovieron un inédito paro indefinido de más de 30 días exigiendo Censo y resulta que ahora actúan de manera contraria a las consignas y discursos encendidos que se escuchaban todos los días durante la huelga que ocasionó pérdidas económicas irreparables para Santa Cruz y el país. Precisamente por estos y otros antecedentes, surge una lógica preocupación y una nueva incertidumbre por el temor de que en esta etapa del pos Censo, otra vez los politiqueros se empeñen en llevar agua para su molino o, dicho de otra manera, promuevan nuevos berrinches y generar malestar social con el afán de hacer protagonismo político y pretender mostrarse como los salvadores de la patria con miras a las elecciones generales. En todo caso, se tiene que entender que un censo sirve fundamentalmente para diseñar, desarrollar y consolidar políticas públicas por parte del gobierno de turno así como de autoridades departamentales y municipales. En ese marco, sería saludable y auspicioso que con los datos del nuevo Censo se puedan generar iniciativas como, por ejemplo, la realización de cumbres o talleres nacionales o subnacionales que permitan actualizar y rediseñar planificaciones de desarrollo sostenible para los próximos años. Con los nuevos datos censales, es obvio que en el país se producirá una redistribución de escaños parlamentarios ya que habrá departamentos que ganarán y otros perderán representación política a través del número de senadores y diputados por cada uno de los nueve departamentos. Otro escenario previsible será la redistribución de los recursos económicos y en este tema se tendrá que pensar en un pacto fiscal. De una o de otra manera, surge la interrogante : ¿Ahora qué vendrá después del Censo 2024 ?

LEGISLACIÓN LABORAL

GUIDO ROMAY

Periodista, profesor y escritor

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad