Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 29 de mayo de 2024
  • Actualizado 11:08

Loable iniciativa de una universidad

Loable iniciativa de una universidad

En los primeros meses del año 2025, Bolivia comenzará a exportar baterías de litio con materia prima de nuestros salares de Uyuni (Potosí)  y de Coipasa (Oruro) lugares donde se construyen dos complejos industriales que producirán 25 mil toneladas de carbonato de litio en grado batería.

Es así que la fabricante de litio más grande del mundo, Contemporany Amporex Tecnology (C.A.T.L..) ha firmado un contrato con el Gobierno de Bolivia para la explotación e industrialización  del litio de los salares de Uyuni y Coipasa.

La C.A.T.L. abastece a industrias automotrices de diferentes marcas y se estima que  miles de vehículos eléctricos en más de 50 países del mundo funcionan con baterías producidas por esta prestigiosa empresa china.

El consorcio chino en una primera etapa invertirá más de mil millones de dólares para la instalación de los dos complejos industriales de litio en Potosí y Oruro con un gran efecto multiplicador  de generación de empleos directos e indirectos y también se dinamizará  la economía de ambos departamentos así como de la economía nacional.

El macroproyecto de industrialización del litio boliviano, demandará a corto y mediano plazo el desarrollo de la ciencia, tecnología e innovación que implica la formación de profesionales y también de técnicos superiores e inclusive de técnicos medios  para responder al gran reto que ahora tiene el  país.

Corresponde destacar la reciente inauguración en Uyuni de la carrera de Química del Litio y de Recursos Evaporíticos de la Universidad Tomás Frías de Potosí, acto emotivo al que tuve el privilegio de ser invitado y ver de cerca la algarabía y el entusiasmo de la población uyunense y también de las provincias del sudoeste potosino en las que se encuentra nuestro gran salar de Uyuni.

En la cartilla de presentación de la Carrera del Litio de la Universidad potosina en su principal objetivo dice lo siguiente: “Formar profesionales en química del litio y recursos evaporíticos con conocimientos, habilidades y actitudes analíticas y creativas para investigar, desarrollar y aplicar el conocimientos científico y tecnológico”.

Las universidades del país deben crear especialidades, programas y posgrados relacionados a la industrialización del litio  y también los Institutos Técnico-Tecnológicos tendrían que proyectar la formación de recursos humanos de tal manera que los estudiantes bolivianos tengan una nueva e inmejorable opción de formarse para responder al gran desafío del momento que es la formación de recursos humanos hacia la industrialización del litio boliviano.

FORO

GUIDO ROMAY

Periodista, profesor y escritor

[email protected]