Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 29 de mayo de 2024
  • Actualizado 00:54

Una iniciativa digna de imitar

Una iniciativa digna de imitar

Entre mayo y julio del presente año, el Comité Cívico de Cochabamba obtuvo dos importantes e inéditos logros que deben servir como un digno ejemplo o como una gran lección para otros comités cívicos del país y también para los senadores y diputados que no generan nuevas leyes con iniciativas de impacto para el país o para sus regiones.

Contextualicemos el tema: En la ciudad de Cochabamba, desde hace bastante tiempo ya se había convertido en un asunto recurrente e indigno los bloqueos del ingreso de la basura al botadero de K’ara K’ara. Inicialmente fueron los pobladores de la zona que bloqueaban con exigencias de toda índole e inclusive con “chantajes” a las autoridades municipales de turno.

En el transcurrir del tiempo, otros sectores de la población cochabambina también comenzaron a trasladarse hasta el relleno sanitario de K’ara K’ara con demandas de atención no solo de las autoridades locales, también con demandas al Gobierno central. Fue así que los bloqueos en el botadero originaba la acumulación de toneladas de basura en diferentes zonas de la cada vez más extensa ciudad de Cochabamba, en tanto que los mercados y centros de abasto se convertían en peligrosos  focos de infección y otras secuelas de alto riesgo para la salud pública.

En el último bloqueo al botadero de K’ara K’ara en el mes de mayo, el Comité Cívico de Cochabamba interpuso una demanda de acción popular en contra de los instigadores y bloqueadores  y la Sala Segunda del Tribunal Constitucional concedió la tutela al Comité Cívico para que la Policía intervenga los bloqueos y el Ministerio Público actúe de oficio para detener y sancionar a los “bloqueadores”.

Hace pocos días surgió otra medida similar; pero esta vez en la Planta de Tratamiento de aguas servidas de Albarrancho, zona sur de la ciudad, donde no solamente bloquearon sino que  dañaron y cerraron las válvulas de la Planta y se puso en riesgo el colapso del sistema de alcantarillado en toda la ciudad.

Nuevamente, el Comité Cívico repitió la estrategia jurídica e interpuso demanda de acción popular en contra de los bloqueadores de Albarrancho y fue de esa manera que los bloqueadores tuvieron que suspender sus extremas e irracionales actitudes. La loable iniciativa de la entidad cívica cochabambina reivindica y enaltece a esta institución en circunstancias en que los comités cívicos del país se dedican a otras cosas con sus mezquinos intereses y posiciones “políticas”.

FORO

GUIDO ROMAY R.

Periodista, profesor y escritor 

[email protected]