Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 07 de octubre de 2022
  • Actualizado 09:32

¿Diseñar la metrópoli?

¿Diseñar la metrópoli?

Es posible imaginarnos la región metropolitana de Cochabamba de aquí a 10, 20 o más años. Obviamente esos imaginarios dependerán de quienes conciben esos escenarios y de los intereses que les motivan a pensar en esos probables escenarios. Existen varios intentos y documentos en esta perspectiva, pero -como siempre- son estudios e investigaciones que terminan siendo de conocimiento exclusivo de un grupo selecto de personalidades e instituciones (pese a haber sido socializados en su momento e incluso algunos publicados). ¿Qué pasó con la memoria colectiva? Sencillamente es volátil, por el condicionamiento político-partidario que implica su realización. Irónicamente los esfuerzos por “democratizar” las instituciones responsables por ley, como la Gobernación, las alcaldías y la universidad pública, confunden a la opinión pública y manipulan toda planificación establecida, este caso territorial. Cuando los candidatos ganadores y perdedores se empeñan mutuamente en desacreditarse. El asunto clave es hacerle fracasar al ganador, para reivindicarse como perdedor. En este juego politiquero se utilizan estos estudios e investigaciones de manera sesgada.

Algunos ejemplos: ¿Se imaginan las consecuencias si se aprueba la propuesta de la cota 3000 (en vez de la nominal 2750 actual) en el lado norte de la región? ¿De la autopista sobre el río rocha embovedado o del mismo río con agua corriente, limpia e infraestructura lúdica turística? ¿La consolidación de la ruta alterna que atraviesa la región, para el transporte pesado? ¿De la nueva terminal de buses departamental en Alba Rancho? ¿De las aducciones para las aguas de Misicuni? ¿Las nuevas centralidades que dará lugar el tren metropolitano? ¿La evolución de las redes de telecomunicaciones de 1G a 5G? ¿De la ciudadela de la salud en el exhipódromo? ¿La restauración o desecado de la laguna Alalay? ¿La peatonalización de los centros históricos de los municipios? ¿La construcción de las plantas de tratamiento de aguas residuales urbanas? ¿Las ampliaciones de las redes de servicios básicos? ¿La construcción de edificaciones para los mercados concentrados en La Cancha? ¿La organización de las nuevas rutas para el transporte público libre y sindicalizado? Y un largo etcétera. Si todas estas propuestas pudieran ser conocidas por la sociedad cochabambina en mapas y maquetas, se contribuiría al debate y a disminuir el énfasis por llegar a ser como sea, autoridad departamental, municipal o universitaria. Así sabríamos lo que conviene hacer y lo que correspondería hacer a las sucesivas autoridades.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad