Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 22 de junio de 2021
  • Actualizado 12:19

Vacunación contra el COVID a poblaciones vulnerables

Vacunación contra el COVID a poblaciones vulnerables

Esta semana, el SEDES ha iniciado el proceso de vacunación masiva contra el COVID-19  a mayores de 60 años y personas que tienen una enfermedad de base (obesidad mórbida, tuberculosis activa, VIH/SIDA, algunos tipos de cáncer, enfermedades renales, hepáticas crónicas, asma, enfermedades cardiovasculares, etc.) que están siendo vacunadas en la Facultad de Medicina de la UMSS. Y, además, se ha priorizado la vacunación a estas poblaciones que están más expuestas al contagio del COVID-19  por un tema también de solidaridad y de humanidad, priorizando a  nuestros queridos adultos mayores, que tienen el  derecho de ser asistidos en estos tiempos por la emergencia sanitaria a raíz de la presencia del coronavirus.

En el Centro Departamental de Vigilancia y Referencia de las ITS y el VIH/SIDA (CDVIR) se ha iniciado también el proceso de vacunación a la población de Personas que Viven con el VIH/SIDA (PVVS), que es considerada una población vulnerable al contagio del COVID-19 por la inmunodepresión y las defensas bajas que tienen y que podría agravarse por la presentación de otras enfermedades que no son exclusivas de esta enfermedad. Los organismos internacionales como la OMS recomiendan y priorizan  la aplicación de las vacunas a esta población.

Para ello, se ha tomado muy en cuenta toda la logística del proceso de vacunación que comprende: la  consejería y orientación para el acceso a la vacuna contra el COVID-19, la aplicación de la vacuna de la marca Sputnik y el registro y otorgación del certificado de vacuna. Además,  se ha previsto un ambiente para la recuperación de pacientes que presentasen algún problema de salud,  con el fin de que todo el proceso esté bien controlado y,  sobre todo, tomando muy en cuenta todos los protocolos de bioseguridad frente al coronavirus,  tomando muy en cuenta los aspectos de confidencialidad en esta población.

El CDVIR es una institución de salud que atiende a muchas poblaciones como las PVVS,  Trabajadoras Sexuales (TS) personas que pertenecen al Colectivo Gay, Lesbianas, Bisexuales, Travestis  (GLBT), Hombres que tienen Sexo con Hombres (HSH), población de  personas en situación de calle y población en general, y está ubicada en predios del antiguo Hospital Francisco Viedma.  Nos parece por demás importante la equidad en el acceso a las vacunas, ya que estos colectivos de personas deben ser vacunadas para evitar llegar a estados graves en su salud.

En esta primera fase, se pretende llegar a mil personas que viven con el VIH/SIDA de las aproximadamente 2.500 que reciben atención médica permanente y que están con buena adherencia  con la toma de los medicamentos antirretrovirales, que es una recomendación para toda persona que vive con el VIH/SIDA.

En estos primeros días de vacunación, hemos observado a muchas personas con rostros de esperanza, de alegría, por el acceso  a las vacunas, ya que por la presencia del COVID-19 es una de las poblaciones que podríamos decir cumplió fielmente los protocolos de bioseguridad, ya que muchas de estas se confinaron voluntariamente en sus domicilios para evitar aglomeraciones innecesarias. El SEDES armó todo un equipo de trabajo para llevar los medicamentos antirretrovirales (ARVs), transportándolos hasta sus  propios domicilios para evitar el rompimiento de la adherencia y, en algunos casos, nuestros médicos tratantes se hicieron presente en sus casas, ante  la urgencia de recibir una atención medica-clínica debido a alguna descompensación en el estado de salud de dichas personas.

Es cierto que se tiene que vacunar a toda la población  y todo va a depender de la rapidez de las gestiones que hagan nuestras autoridades para que lleguen más vacunas a nuestro país, que no es una dádiva, sino un derecho fundamental.

GÁRGARAS DE SAL

FREDDY R. ZAMBRANA H.

Psicólogo

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad