Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 25 de octubre de 2021
  • Actualizado 23:06

La globalización de las enfermedades y sus variantes

La globalización de las enfermedades y sus variantes

A más de un año y varios meses,  como no podía ser de otra manera,  la mirada de la población mundial está concentrada a la presencia del COVID 19 por su gran impacto, su fácil diseminación y su alta mortalidad, además que no solamente ha afectado la salud, la vida de las personas, ha causado la muerte de miles personas, sino también este virus prácticamente ha paralizado la económica mundial, dejando sin trabajo a millones de personas, ha roto sueños y esperanzas de muchos personas sobre todo jóvenes.

En  la década de los años ochenta, escuche decir a un conocido galeno, cuando apareció el  VIH/SIDA que era una nueva enfermedad, de las  muchas que vendrían a futuro y con consecuencias devastadoras para la salud de la población mundial y no se equivocó, ya que desde tiempos inmemorables han existido y existirán muchas enfermedades  que azotarán, causarán mucho dolor  y muerte en nuestro  planeta y uno de esos grandes males es la presencia del COVID-19, que se ha reactivado nuevamente con mucha fuerza en estos meses de mayo y junio  del presente año. Las autoridades sanitarias han establecido que estamos en una tercera ola de la presencia de este virus, pero con características más agudas; mayor cantidad de contagiados y mayor mortandad en relación al año pasado y no deja de preocuparnos la aparición de nuevas cepas que han aparecido en el Brasil, en la India, en Sudáfrica y últimamente con la cepa Delta, que seguramente nos traerá muchas dificultades, problemas en la pérdida de vidas humanas ya que su efecto es más letal, según los especialistas.

Muchas son las hipótesis que se han escrito acerca del origen de las enfermedades que han surgido en el espectro de la historia de la humanidad. Se dice que estos gérmenes (virus, bacterias, hongos, parásitos, etc.) son fabricados artificialmente por el hombre en laboratorios. Otra hipótesis: los cambios a nivel del comportamiento humano,  en nuestros estilos de vida que el hombre no mide consecuencias al no respetar lo permitido y transgredir lo prohibido.  Otra teoría estaría en relación a nuestras prácticas sexuales debido a la liberación de nuestras pulsiones sexuales que busca experimentar más allá de “normal”.  Otras teorías apuntan a la gran extensión de viajes que el hombre realiza, permitiendo una mundialización de gérmenes como microbios, bacterias, virus, etc, cuyas consecuencias son las  enfermedades a gran escala, como el caso del  COVID y sus varias cepas que están presentes en varios países del mundo.

Es cierto que en tiempos remotos aparecieron enfermedades de gran impacto como  la peste negra en el viejo continente, en México la viruela negra  y una de las últimas por su alta mortandad la gripe española, las mismas que tuvieron que pasar muchos años para su erradicación.  La diferencia en su propagación y diseminación de estas enfermedades y con la actual  coronavirus, radica fundamentalmente en los medios de transporte utilizados,  antes estas enfermedades eran transportadas por el mismo hombre, casi por medios ortodoxos como  a pie, a “lomo de bestia”, en carretas, etc. Sin embargo, actualmente estos gérmenes que producen posteriormente enfermedades son transportadas a velocidades increíbles como los trenes y, por supuesto, los aviones que imprimen velocidades impresionantes, que uno podría desayunar en Buenos Aires, almorzar en París y cenar en Nueva York en un solo día.

Así como el coronavirus se ha extendido por la globalización de un virus, donde los medios de transporte han incidido para su rápida propagación, esperemos con mucha esperanza que tengamos una especie de “mundialización de una cura” a través de las vacunas que están siendo ya utilizadas en muchos países del mundo, como también en nuestro país. Así de esta manera  se pueda evitar el sufrimiento, la desesperación, la muerte de  muchos ciudadanos, especialmente los que están en “primera fila” como el personal de salud de todo el mundo.

GÁRGARAS DE SAL

Freddy Ricardo Zambrana H.

Psicólogo

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad