Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 21 de mayo de 2022
  • Actualizado 21:11

Turismo postCOVID en Bolivia

Turismo postCOVID en Bolivia

La pandemia cambió para siempre las reglas del turismo desde el 2020. Los viajes internacionales se redujeron de 1.500 millones a cerca de 300.000. Mientras todos los países buscan afanosamente recuperar el sector que les generaba millonarios ingresos, Bolivia parece no entender esta realidad. 

La Dirección General de Migración sacó en plena crisis sanitaria el D.S. N° 4574 (25-08-2021), que exigía a los visitantes reportes varios y PCRs cuando su llegada ameritaba el mismo; pero, hoy, cuando la pandemia parece irse, esta normativa atenta contra la reactivación del turismo, por lo cual, el sector privado, los colegios de profesionales del sector y otros, exigieron su abrogación con el éxito esperado.

La nueva realidad nos dice que ya nada será igual y hay que adecuarse a la misma. El ser humano, el turista postpandemia, ha virado 180 grados en su mirada al mundo y lo que sucede en él; será un visitante que evitará la aglomeración y el amontonamiento que, antes del virus, se daba en extremo con el turismo de masas. La nueva tendencia es buscar nichos de mercado de un turismo de calidad, donde se priorice en sus experiencias turísticas lugares bioseguros y sostenibles.

A pesar de que en 2022, después de las medidas sanitarias y la reducción de casos por esta enfermedad, la gente casi con desesperación sale de sus casas y, una vez más cae en las redes del mundo globalizado, donde la oferta y la demanda son el pan de cada día, es vital que las instituciones que rigen el sector en Bolivia hagan una lectura real sobre las nuevas tendencias del turismo, pues, dependerá de las medidas y estrategias a implementar el futuro de la industria de los viajes. Repetimos, es el momento de entender y luego de planificar el desarrollo del turismo en el país.

Bolivia es un tesoro por descubrir en el tema de turismo de naturaleza y cultura, que son además las nuevas tendencias, no puede perder esta oportunidad de asimilar este cambio de paradigma global. A partir de una lectura real pueda posesionar un producto de calidad y bioseguro, ya que el turista del futuro viajará más, pero exigirá también más. Entran en juego, entonces, temas como seguridad, capacitación (planificación y gestión del destino), sostenibilidad ambiental, biocultura, entre otros.

FORO

FRANZ GUSTAVO MORALES MÉNDEZ

Docente investigador UMSS

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad