Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 26 de junio de 2022
  • Actualizado 19:13

Collcas de Qhuchapampa, un tesoro por descubrir

Collcas de Qhuchapampa, un tesoro por descubrir

El saber que increíblemente se construyeron 5.000 collcas en Qhuchapampa, maravilla a cualquiera; involucrando a Quillacollo, Colcapirhua, Sipe Sipe y Cercado, constituyéndose en el más grande complejo agroindustrial de todo el Imperio Inca, antes de la llegada de los españoles a la Llacta, que, dicho sea de paso, se denominaba así solo a lugares privilegiados y sagrados. Ubicadas cerca de 5 y 6 kilómetros de los municipios señalados, lamentablemente se hallan abandonadas y destruidas; las únicas que se mantienen en mejor situación son las de Cotapachi.

Lo importante de las collcas es que nos revelan la vida social, económica, cultural y política de nuestros ancestros; hechos que fueron tergiversados y cambiados por la fuerza, cuando la invasión hispana, que nos hicieron creer que todo respondía a una vida parecida al de ellos; sin embargo, esto no fue así; un ejemplo claro es respecto a la economía: para Europa, se basaba en la esclavitud y la mano de obra gratuita a favor de una pequeña élite explotadora y clasista; mientras que para nuestras culturas nativas, la organización económica y social estaba basada en lo comunitario; si bien en el cultivo intensivo de la tierra, pero de manera racional y sostenible, con lo cual se aseguraban el alimento, tanto individual como colectivo de toda la población.

Las collcas de Qhuchapampa, desde su concepción, tienen estrecha relación con los saberes locales de la región; representan un momento maravilloso de esplendor para Cochabamba, en tanto refleja, por un lado, una región densamente poblada mucho antes de la llegada de los colonizadores europeos y, por el otro, una sociedad multicultural, apropiada de saberes ancestrales con un alto nivel de desarrollo, expresada en ingeniería hidráulica, agricultura, almacenamiento y conservación de alimentos, sistemas de comunicación y de caminos más sofisticados que occidente, así como en el tema de organización política y social, basado en una colectividad comunitaria de altos niveles éticos y morales, sin parangón en todo el mundo.

Las collcas revelan y dan a luz a la historia de Cochabamba, que gira en torno a dos elementos que le dan identidad propia: el maíz, planta milenaria, venerada antiguamente y rechazada por los invasores europeos a tiempo de su llegada; el agua, resulta ser el otro elemento importante en la construcción urbana y social del valle de Qhuchapampa, a la cual incluso le debe su nombre, por lo tanto, su identidad. 

Cochabamba no se imagina el tesoro que tienen en sus manos, no le prestan la atención debida y la posibilidad de ofertar al mundo sus atractivos, muchos de ellos aún por descubrir y explotar racionalmente, como el caso en cuestión.

En atención a lo dicho, creemos se está cometiendo un grave atentado al patrimonio cultural al permitir que espacios de valor histórico, arqueológico y turístico como el de las Collcas, estén siendo avasallados y tiendan a desaparecer a falta de planificar las intervenciones en estos lugares privilegiados abandonados a su suerte. Junto con ellos, las lagunas que representan para los cochabambinos su identidad profunda, su espíritu mismo.

FORO

FRANZ GUSTAVO MORALES MÉNDEZ

Docente investigador UMSS

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad