Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 26 de junio de 2022
  • Actualizado 19:07

Atentado al museo Alcide d’Orbigny y al turismo

Atentado al museo Alcide d’Orbigny y al turismo

Tiene que saber el ciudadano de a pie, que los museos se ocupan y tienen la enorme responsabilidad de salvaguardar el patrimonio natural y cultural de la humanidad; aquello que da forma y significa la identidad cultural de los pueblos. 

De acuerdo al Consejo Internacional de Museos (ICOM), el museo “es una institución sin fines lucrativos (…), al servicio de la sociedad y de su desarrollo (…), que expone el patrimonio material e inmaterial de la humanidad y su medioambiente (…)”. También generar investigación y promover la educación.

A pesar de ser parte de la UMSS, y enterado de que la administración y los bienes del museo D’Orbigny son de propiedad de esta superior casa de estudios, la opinión que brindamos responde a un criterio particular, no institucional, a partir de haber ejercido la docencia en museos (museología y museografía). 

Nos vimos sorprendidos cuando nos enteramos de que el Museo de Historia Natural Alcide d’Orbigny pretende ser trasladado a instalaciones del Jardín Botánico Martín Cárdenas y construir en sus predios un centro de convenciones a cargo del municipio de Cochabamba; es decir, reemplazar la naturaleza por el cemento. Lo cierto es que los 9.000 metros cuadrados que tiene genera intereses ajenos a la preservación del patrimonio natural y cultural.

La Ley 593 de 2014 declara: “Patrimonio Cultural Material Inmueble del Estado Plurinacional de Bolivia, al Museo de Historia Natural “Alcide D’Orbigny” (...), de Cochabamba”. Analizamos esta normativa: la ley es concluyente, señala claramente que la declaración es en la categoría de Patrimonio Cultural Material Inmueble; está claro que el nombramiento es al conjunto arquitectónico y natural que tiene. Por otra parte, “El Informe General de la Unesco 1977-82, México) establece que el término bienes inmuebles se refiere a una manifestación material, imposible de ser movida o trasladada (…)”

Por otra parte, el parágrafo I del Artículo 99 de la Constitución Política del Estado, establece que: “el patrimonio cultural de Bolivia es inalienable, inembargable e imprescriptible (…)”. Entendiendo todo esto, el Museo d’Orbigny, no puede ser movido. Con el añadido, además, que siendo Cochabamba la ciudad más contaminada de Bolivia, la conservación de este espacio es vital.

FORO

FRANZ GUSTAVO MORALES MÉNDEZ

Docente investigador UMSS

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad