Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 17 de mayo de 2022
  • Actualizado 23:27

El trabajo infantil

El trabajo infantil

Muy cerca de la Navidad, que es un regocijo y tristeza a la vez para muchas niñas y niños, es importante referirnos al trabajo infantil. Es así que el Código de la Niña, Niño y Adolescente boliviano, de 2014, generó un gran debate mundial respecto a la edad del trabajo infantil en Bolivia, al definir una postura política e ideológica distinta a los estándares internacionales, convirtiéndose Bolivia en el único país que permitía expresamente el trabajo infantil a partir de los diez años, Código que violaba el Convenio 182 de 1999, sobre las Peores Formas de Trabajo Infantil; la OIT estima que más de 250 millones de niñas y niños, entre los 5 y 14 años, son forzados a trabajar para sobrevivir y mantener a sus familias, más del 70% lo realiza en condiciones peligrosas.

A pesar de que Bolivia se vio presionada a modificar la edad, y adecuarse a los contenidos internacionales, el Estado boliviano en la práctica todavía genera incertidumbres, en razón de que, el Código se enmarca en un discurso de derechos que trata de ir más allá de las lógicas internacionales y de encontrar una armonización con las prácticas y realidades.

Por lo general, la participación de los niños o los adolescentes, por encima de la edad mínima de admisión al empleo, en trabajos que no atentan contra su salud y su desarrollo personal ni interfieren con su escolarización, se considera positiva.

Entre otras actividades, cabe citar la colaboración en un negocio familiar o las tareas que realizan fuera del horario escolar o durante las vacaciones con fines formativos y de aprendizaje, este tipo de actividades son provechosas para el desarrollo de los pequeños y el bienestar de la familia; les proporcionan calificaciones y experiencia, y les ayuda a prepararse para ser miembros productivos de la sociedad en la edad adulta.

El trabajo infantil es definido como todo trabajo que priva a los niños de su niñez, su potencial y su dignidad, y que es perjudicial para su desarrollo físico y psicológico, se está hablando de algunas actividades peligrosas y perjudiciales para el bienestar físico, mental o moral del niño, que les priva de la posibilidad de asistir a clases; les obliga a abandonar la escuela de forma prematura o les exige combinar el estudio con un trabajo perjudicial.

LEGISLACIÓN LABORAL

Frank I. Taquichiri Y.

Docente universitario post grado

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad