Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 17:03

Bono de transporte

Bono de transporte

El artículo 10 de la Ley General del Trabajo establece que cuando el trabajo se verifique en lugar que diste a más de dos kilómetros de la residencia del trabajador, el Estado podrá mediante resoluciones especiales imponer a los patronos la obligación de traslado. 

Para el caso de no otorgarse el vehículo de traslado, en el Gobierno de Hernán Siles Suazo, en medio de una inflación y crisis económica muy delicada, se emitieron normas que regulaban el bono de transporte. Es así que el  Decreto Supremo Nº 20611 de 22 de noviembre de 1984, en concordancia con los Decretos Supremos Nº 20049 y Nº 20184 de 17 de febrero y 12 de abril de 1984 respectivamente, se normó la otorgación del bono de movilidad tanto para el sector público como del privado de las capitales de los departamentos en razón del crecimiento urbano de la capitales, justificando la ampliación de los alcances del bono de movilidad en favor de los trabajadores.

Estas normas establecieron el reajuste del monto que se pagaba por concepto de bono de movilidad, conforme a las tarifas del transporte en vigencia y para compensar los gastos del trabajador por concepto de transporte; incrementando el número de pasajes y el monto del bono de movilidad; disponiéndose la modalidad de pago del bono de movilidad, considerando los días laborales al mes, las tarifas vigentes en cada una de las capitales de departamento establecidas por disposición legal, variando en las ciudades donde existan tarifas diferenciales;  calculando y tomando en cuenta la mayor tarifa; también debía considerarse si el trabajo es en horario continuo o discontinuo.

En ese orden, el bono de movilidad se pagó en el equivalente de cuatro pasajes por día si es horario discontinuo y de seis pasajes por día en otras modalidades. Asimismo, se estableció que los trabajadores que tienen servicios de movilidad por cuenta de la empresa o institución donde trabajan, percibirán por concepto del bono de movilidad el costo de dos pasajes por día laborable.

Estas disposiciones ya no están vigentes, estableciéndose el pago de bono de transporte por disposiciones internas en el sector público; el sector privado no cumple esta normativa y si lo hace paga discrecionalmente, por lo que se hace imprescindible regular el bono de transporte a nivel nacional.

LEGISLACIÓN LABORAL 

Frank I. Taquichiri Y.                       

Docente universitario post grado 

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad