Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 18 de septiembre de 2020
  • Actualizado 12:48

Recuperar el Estado

Recuperar el Estado

El slogan no podía ser más crudo “el MAS nunca más”, esto es sacar a Evo Morales del escenario político, argumentando para hacerlo, un sin número de razones. Entretanto, la existencia de los políticos está siendo debatida en medio de la campaña electoral, en la que se presentan siete candidaturas más.

Las apuestas para hacer del lema una realidad corren, proponiendo, en especial, una supuesta reducción de las desigualdades económicas con planes fiscales para redistribuir la riqueza, especialmente después de esta maldita pandemia, parece una encarnación de “yo pongo en su sitio a la economía”, cuando lo contrario suena a subida de precios y baja de salarios, con lo que que las cargas fiscales terminarían sobre los pobres, amén de atender políticas sobre salud y educación. Para el 95% de los votantes, las desigualdades económicas así como el acceso a los servicios son un gran problema que no sabe si se resolverán en las urnas

En octubre los votantes podrán elegir entre “deshacerse” de un historial reciente o “hacerse” de un presidente, pretexto para aquello, o “unirse” detrás de un voto por convicción antes que de un mero cálculo.

Ahora, la forma en la que las personas elegirán intriga a los científicos políticos, en particular a los especialistas en marketing político o los publicitarios. En cuanto a las campañas políticas, parecen coincidir en que existe una relación directa entre la cantidad de votos y la propaganda, de modo que gana quien tiene más publicidad. Entre otros, el principal factor que decide el voto es el sentimiento, lo que resulta coherente con el punto de la publicidad masiva, ya que influye casi exclusivamente sobre los sentimientos. A pesar del avance del internet, aún parece cierto de que la TV influye en la elección de presidentes. Un especialista sostiene la hipótesis de “fijar la agenda” que afirma que los espectadores imitan a la TV, es decir que, si durante un tiempo mayor parte de la programación son dedicados a un tema en particular, y si luego fuera del contexto de la TV se le pregunta a la gente cuál es el principal problema, contestará que es ese tema, sucede que los espectadores atribuyen importancia a lo que ven en proporción al tiempo que lo ven. La pregunta del porqué de la forzada candidatura de la actual administración contraviene las asimetrías publicitarias, tiene que ver con las posibilidades de ganar porque el Estado es enormemente pudiente y tiene una capacidad de propaganda monstruosa. No queda por fuera tampoco la machacada tesis del voto útil, quizás la herramienta y/o arma más recurrida para justificar la defenestración del MAS.

En fin, el porqué de que los políticos van a la elección y a quitar de en medio a Morales, tiene que ver con los cambios enmarcados en las leyes, una realidad de que votar y elegir debe dejar de ser un simbolismo y permita encumbrar la restauración del sistema democrático, un estado de derecho y una adecuada administración del Estado. La legitimidad proviene de las elecciones y la legalidad de las instituciones, “Al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie”, habrá que agregar “debajo de Dios, todos”.

 

 

FERNANDO BERRÍOS

Politólogo

[email protected]