Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 19 de junio de 2024
  • Actualizado 00:15

Los culebrones del MAS

Los culebrones del MAS

Que 61 dirigentes sindicales de YPFB ganen sueldos mensuales que oscilan entre 6.377 y 40.571 bolivianos al mes mientras están declarados en comisión, es una clara muestra de un capitalismo estatal de amigos, es el MAS que financia lealtades para que dirigentes ejerzan labores políticas a favor del Gobierno, obviamente con los impuestos de todos. Significa 13 millones de bolivianos al año. Para el ejecutivo de la COD de Santa Cruz, Rolando Borda, los trabajadores petroleros ganan salarios “miserables”, comparado con lo que ocurre en otros países; este sátrapa gana 21.688 bolivianos, demasiado miserable para el “doncito”. 

Esta prostituida relación de muy data antigua, no hace otra cosa que favorecer a funcionarios públicos y a partidos políticos. Todo sirve para pagar favores políticos; el fuero sindical y la declaratoria en comisión son derechos de dirigentes sindicales, pero ya es un abuso que estos vivan medrando del Estado a cambio de poner sus organizaciones al servicio del Gobierno. Normalmente el sindicalismo sirve para reivindicar los derechos de los trabajadores, eso aleja a los dirigentes de sus empleadores. En Yacimientos ocurre todo lo contrario, son defensores del partido oficialista, porque de una u otra manera saben que es la manera de preservar ese estilo de vida que escogieron, ganar sin trabajar. 

Comparando con lo que dijo Borda de los miserables suelditos, cómo se podría llamar al sueldo mínimo nacional que sufren muchísimos bolivianos y, peor, a los bonos que otorga el Gobierno a sectores desprotegidos y vulnerables. La asimetría y sinvergüenzura es brutal.  

El domingo pasado fuimos “sacudidos” por la noticia de que el jefazo Evo había perdido o habría sufrido el robo de su celular. La Policía fue movilizada inexplicablemente y pese a la magnitud de la respuesta de las fuerzas del orden, hasta hoy no se tiene ni rastros del móvil ni del móvil del robo. Morales acusó directamente al Ministro de Gobierno y su personal de seguridad, este hasta ahora no fue convocado a declarar porque el jefazo no ha sentado la denuncia correspondiente. Evo dijo, además, "no quisiéramos pensar que es parte de un ataque planificado para perjudicarnos"; indicó que no tiene "nada que ocultar", pero que "denunciaremos cualquier intento de usar montajes o tergiversaciones en nuestra contra". 

El diputado del MAS Juanito Angulo dijo sospechar que el celular de Evo fue robado por la Embajada de EEUU. Del Castillo no hizo ningún comentario, pero aseguró que "hay infiltrados" de la derecha en los actos del oficialismo y que sospecha que ellos deben tener el teléfono. Espero que la próxima que me roben el celular, se declare alerta roja y se active el plan Z, no me pueden robar esa ilusión. De los muchos casos que la Policía esclarece, nos dicen que el celular es un objeto clave para descubrir conexiones como también contacto con víctimas o una relación entre pares, ojalá este caso sea uno de ellos.

El diputado masista Héctor Arce denunció por coimas y sobornos a Henry Nina, actual presidente de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) y que fuera Secretario Ejecutivo de la Confederación de Comunidades Interculturales Originarios de Bolivia; a Edwin Characayo que fue ministro de Desarrollo Rural y Tierras, detenido y destituido del cargo en abril de 2021 tras una denuncia por sobornos, apresado ese año, acusado de haber sido encontrado infraganti recibiendo 20.000 dólares; quienes junto a otras personas fueron denunciadas por presuntamente cobrar una millonaria coima a una empresa china por la adjudicación de la construcción de la doble vía Sucre-Yamparaez. Arce dice que “hay una organización criminal que se ha organizado al interior de la ABC”. Otro golpe de Evo contra Lucho, debe ser porque no le devuelven su teléfono.

TIBURÓN

FERNANDO BERRÍOS

Politólogo

[email protected]