Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 23 de septiembre de 2021
  • Actualizado 10:21

Volver a la normalidad con cautela

Volver a la normalidad con cautela

Con la desescalada de casos positivos de coronavirus y la disminución del número de muertes, el departamento se prepara para afianzarse en la denominada nueva normalidad, lo que permitirá mayor tiempo para las actividades económicas que permita reactivar la economía de la región.

La jornada de este martes, la Alcaldía de Cochabamba determinó ampliar los horarios de circulación, de lunes a domingo, entre las 5 de la mañana y las 24:00 horas. Las actividades comerciales podrán estar abiertas hasta las 23:30.

Asimismo, los negocios nocturnos podrán trabajar al 60% de su capacidad, e incluso al 70% en caso de contar con espacios al aire libre. El transporte público circulará con hasta el 80% de su aforo.

Estas medidas permitirán que la reactivación económica tome impulso, pero de aquí en adelante la flexibilización de las restricciones debe ser asumida con prudencia, sin que las personas dejen de lado las medidas de bioseguridad como el uso indispensable del barbijo, el lavado constante de las manos con agua y jabón, el distanciamiento social de un metro y medio, además de portar alcohol para desinfectarse.

Ampliar los horarios de circulación y de las actividades económicas permite a las familias mejorar sus ingresos, pero se debe tomar en cuenta que los cuidados para prevenir el contagio del coronavirus deben ser mucho más rigurosos, toda vez que habrá mayor afluencia de personas en el transporte, en los escenarios deportivos, restaurantes, discotecas y mercados, por citar algunos.

Cuando una persona debe asistir a un lugar donde hay concentración de gente, tiene que, en lo posible, mantenerse alejada de las otras, además de tener todo el tiempo bien colocado su barbijo.

El riesgo de la flexibilización de las medidas de restricción es que los casos empiecen a subir nuevamente a la par que los decesos por el coronavirus, tal como sucedió en los países europeos en al menos dos oportunidades, o como sigue aconteciendo en los vecinos Brasil y Argentina.

El peor error que puede cometer la gente es relajarse a tal punto que olvide las medidas mínimas de bioseguridad y dé lugar a los contagios masivos.

Otra recomendación de las autoridades es que las personas que aún no se hicieron vacunar acudan, lo más pronto posible, a los centros de inmunización, porque así estarán más protegidas en caso de contagiarse con este virus.

Todas las actividades comerciales, instituciones públicas y establecimientos educativos tendrán que readecuar, de alguna forma, sus infraestructuras para minimizar el riesgo de contagios, abrir salidas independientes a los ingresos o habilitar ventanas para que exista mayor ventilación.

Evitar más contagios y muertes a causa de esta pandemia está en manos de todos.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad