Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 19 de agosto de 2022
  • Actualizado 19:53

Viruela del mono, prevención ante todo

Viruela del mono, prevención ante todo

Un caso confirmado de viruela del mono, puntualmente en Santa Cruz, y otro sospechoso en Cochabamba (descartado en las últimas horas), son dos situaciones que alertaron a las autoridades sanitarias, quienes, sin embargo, pidieron no alarmarse a la población ante la llegada de esta enfermedad al país.

El ministro de salud, Jeyson Auza, brindó dos datos importantes sobre esta enfermedad, que no existe un tratamiento definido para combatirla y que esta dolencia suele ser benigna, siempre y cuando se cumplan las recomendaciones médicas.

Ante la sospecha de contagio con viruela del mono, la persona afectada debe acudir a un centro de salud para que le tomen las pruebas correspondientes y con el análisis de laboratorio se pueda confirmar o descartar la enfermedad. En caso de dar positivo, el paciente debe aislarse y evitar el contacto con otras personas, por responsabilidad y con el fin de cortar la expansión de esta dolencia.

La Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud reportaron que los signos clínicos de la viruela símica suelen ser fiebre, erupción cutánea e inflamación de los ganglios linfáticos, y puede provocar una variedad de complicaciones médicas.

Y como se ha venido haciendo con la pandemia del coronavirus, las personas (todas sin excepción) deben mantener las medidas de bioseguridad, una de las más elementales, el lavado constante de las manos con agua y jabón con el fin de evitar que una persona lleve cualquier enfermedad a su organismo.

Si se logra aislar a las personas que están con viruela del mono, y también a los sospechosos, la enfermedad no podrá expandirse en el territorio nacional, por lo que las medidas de prevención son más importantes que las curativas.

Y si bien es bastante difícil evitar que más personas con esta enfermedad ingresen al país, en lo que se debe trabajar es en las medidas preventivas, tarea que está en manos de las autoridades sanitarias que deben permanecer vigilantes ante la llegada de los viajeros que arriban por los aeropuertos internacionales y las fronteras que Bolivia comparte con sus vecinos en los cuatro puntos cardinales.

Las autoridades sanitarias pidieron calma a la población y no especular con la información acerca de esta enfermedad, pero, al mismo tiempo, estar alertas ante cualquier síntoma con el fin de no contagiar a su entorno más cercano en caso de estar infectado con esta enfermedad que ya llegó a varios países del mundo, tras haberse detectado un brote importante en el continente africano.

Evitar que esta enfermedad se expanda está en manos de cada uno de los bolivianos, para lo cual se deben mantener celosamente las medidas de bioseguridad.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad