Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 29 de noviembre de 2022
  • Actualizado 13:19

Violencia incontenible: ¿Qué nos pasa?

Violencia incontenible: ¿Qué nos pasa?

Una rápida revisión de las noticias que se difunden diariamente en los periódicos, radios y canales de televisión nos muestra que predominan las informaciones sobre hechos violentos: atracos, asesinatos, infanticidios, feminicidios y violaciones que, lamentablemente, se cometen con más saña y alevosía.

El delito de violación es una constante en los últimos meses; asesinatos por ajuste de cuentas o robos son también recurrentes en el país.

En los últimos días, la Policía informó sobre el caso de una adolescente de 17 años quien, porque su madre era estricta, planificó su asesinato.

Los denominados motoladrones hacen también de las suyas en las calles de la ciudad. Antes solo atacaban en lugares alejados y por las noches, pero ahora arremeten contra sus víctimas en calles céntricas y durante el día.

En los últimos días se conoció un caso en el que un excomandante de la Policía de Bermejo sería el autor intelectual de un atraco armado.

La Policía emite periódicamente recomendaciones a las personas para que puedan protegerse y no ser víctimas de atracos, robos, violaciones o asesinatos, pero más allá de estos consejos, la gente debería poder transitar en espacios públicos sin temor a sufrir crímenes como solo sucedía antes en las grandes capitales del mundo.

¿Qué nos pasa? Esta es una frase que dio lugar a uno de los programas más vistos del recordado actor y comediante mexicano Héctor Suárez (+), en los años 80, quien interpelaba a la sociedad de su país por todos los actos de corrupción que se cometían y la exacerbada burocracia vigente que complicaba la vida de los mexicanos.

Y esta frase se ajusta a nuestra nueva realidad, ¿qué nos pasa? ¿Por qué se cometen tantos crímenes, y tan violentos hoy en día? ¿Por qué no se respeta la vida de las personas? ¿Qué nos pasa?

Y si bien las recomendaciones de la Policía, de no exponerse a riesgos innecesarios, deben ser tomadas en cuenta por la población, eso no es suficiente. 

Si la criminalidad sigue aumentando en forma incontrolable, ni todos los cuidados que tengan las personas ni todos los consejos que pueda brindar la Policía bastarán para que la gente camine por la calle sin el riesgo de ser atacada sañudamente por quienes han hecho del delito un modo de vida.

Se requieren más que consejos para recuperar la seguridad en las ciudades del país, para que las familias puedan caminar por las calles o permanecer en sus hogares sin el temor a ser violentadas.

Situaciones de violencia que se veían solamente en algunos países, se están empezando a vivir en territorio nacional, donde sicarios hacen uso de armas de fuego para ultimar a sus blancos, a plena luz del día.

Y esta situación no cambiará si no se toman medidas estructurales, urgentes, para cambiar la mentalidad de las personas, que se respete la vida.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad