Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 18 de mayo de 2022
  • Actualizado 22:35

Violencia extrema en Cochabamba

Violencia extrema en Cochabamba

Dos sangrientos tiroteos: chileno resulta herido y mujer es acribillada; Matan a Jhovana con  una picota; Investigan un presunto caso de feminicidio de una profesora; Acribillan a una mujer mientras dormía en Shinahota. Estos son apenas algunos de los muchos titulares que la prensa reflejó sobre los hechos de violencia que se registraron en las últimas semanas en Cochabamba.

Estos y otros casos muestran cómo la violencia se apodera de Cochabamba, donde se mata a sangre fría, se viola y golpea a niños, se asesina a mujeres sin piedad dejando a pequeños en la orfandad.

Asimismo, están los robos y atracos que casi a diario se registran en distintos barrios de la ciudad y en provincias cochabambinas, donde parece no existir autoridad que vele por la seguridad de los ciudadanos.

La inseguridad llega al extremo de que hay sicarios capaces de disparar a plena luz del día y nada menos en una concurrida avenida como es la América, donde el pasado martes un hombre armado se acercó a un vehículo y en unos segundos disparó varias veces contra otro, dejándolo gravemente herido. Todo apunta a un ajuste de cuentas, toda vez que  la víctima de nacionalidad chilena tendría antecedentes penales en su país y que meses atrás ya había sido baleada en las piernas, por lo que huyó a Cochabamba. Este hecho de sangre debe llamar la atención de las autoridades, porque no es la primera vez que se registra. Un caso similar ocurrió en julio de 2021 en el distribuidor de la avenida Beijing, donde un hombre armado se acercó a una camioneta estacionada y mató a balazos a otro varón. De las causas y los culpables de este caso sangriento se sabe muy poco, solo se dijo que era un vendedor de autos y que estuvo recluido en un penal de Chile por el delito de sustancias controladas.

En septiembre de 2021, en Sacaba, también se reportó el asesinato de un hombre que estaba en su vehículo con su pareja y un varón le disparó dos veces y se dio a la fuga. El asesino sería su socio en un negocio ilícito relacionado con drogas, por lo que la Policía dijo que se trataría de un ajuste de cuentas.

Las autoridades están en la obligación de asumir acciones inmediatas, ya que hay varios casos de violencia que están relacionados al narcotráfico y los ajustes de cuentas se hacen más frecuentes.

La población requiere vivir en una ciudad segura y no estar expuesta a hechos delictivos donde personas inocentes pueden llegar a perder la vida. 

La delincuencia en la ciudad del valle es cada vez mayor, por tanto, los  planes de seguridad ciudadana deben ser más efectivos para evitar más desgracias  y muertes. Las autoridades deben aunar esfuerzos y hacer que Cochabamba sea segura; instalar cámaras de vigilancia y desplegar mayor número de policías a todos los barrios de la ciudad y provincias del departamento.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad