Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 03 de diciembre de 2020
  • Actualizado 00:32

La violencia se apodera de las protestas

La violencia se apodera de las protestas

Las protestas de algunos grupos de ciudadanos son cada vez más violentas e incluso transgreden las leyes y violan abiertamente los derechos humanos. Lo que sucedió con la alcaldesa de Sipe Sipe, María Heredia, es completamente incomprensible, ya que los pobladores que la tomaron como rehén arriesgaron la vida de la autoridad.

Todo comenzó el lunes con una protesta y el bloqueo de la carretera que vincula a Cochabamba con La Paz y Oruro. Los padres de familia exigían que la Alcaldesa, que responde al Movimiento Al Socialismo (MAS), firme  los contratos con dos empresas para que provea los alimentos que forman parte de la canasta familiar, beneficio que les llegará a las familias que tienen hijos en las unidades educativas de ese municipio.

Como su medida de presión no estaba logrando el objetivo de que Heredia firme los documentos, el martes, cuando la autoridad se reunía con los padres de familia en uno de los puntos de bloqueo para tratar de encontrar una salida al problema, estos la tomaron como rehén. Pasó la noche durmiendo en el piso y no le dieron ni un solo alimento.

No bastó con ese maltrato; el miércoles intentaron subirla a un burro a manera de castigo, pero se desmayó por su mal estado de su salud. Luego de una serie de peripecias fue rescatada e internada en un centro de salud.

¿Qué esta pasando con las personas para que reaccionen con tanta saña y crueldad? No es posible tanta violencia e intolerancia. Los pobladores de Sipe Sipe cometieron varios delitos al agredir física y sicológicamente a la Alcaldesa. Pero, además, impidieron el normal desplazamiento de personas y vehículos en una vía que es fundamental en el país.

La Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos se pronunció sobre los lamentables y reprochables hechos sucedidos en el municipio de Sipe Sipe e hizo un llamado  para encausar de manera pacífica e institucional los desacuerdos políticos.

Asimismo, varias organizaciones de mujeres expresaron su rechazo a la violencia contra Heredia y anunciaron que iniciarán procesos contra los responsables de los hechos violentos que pusieron en riesgo la salud y la vida de la Alcaldesa.

La Gobernación indicó que pedirá al Ministerio Público que inicie una investigación para dar con los autores intelectuales y materiales de los hechos.

Esperemos que el caso de Heredia no quede en la  impunidad, como generalmente sucede. Solo basta recordar lo que pasó con la exalcaldesa de Vinto Patricia Arce, quien, el 6 de noviembre de 2019, fue maltrata y humillada por un grupo de personas que pedían la renuncia del expresidente Evo Morales. Hasta ahora no hay sanciones para los culpables.

La justicia tiene que actuar con celeridad, oportunidad y proporcionalidad para sancionar a culpables de este suceso.

Celeridad

La justicia tiene que actuar con celeridad e identificar a los culpables del maltrato a la Alcaldesa de Sipe Sipe.