Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 15 de octubre de 2019
  • Actualizado 20:05

Vendedores de ilusiones

Vendedores de ilusiones

La demagogia, según la Real Academia Española, es una degeneración de la democracia, que consiste en que los políticos, mediante concesiones y halagos a los sentimientos elementales de los ciudadanos, tratan de conseguir o mantener el poder.

En otras palabras, los políticos tratan de ganar el voto de los electores con promesas grandilocuentes, que ellos mismos saben que no podrán cumplir, porque son inviables a causa de su gran costo económico o por algún otro motivo. Sin embargo, los candidatos no dudan en lanzar todo tipo de propuestas, muchas veces repitiendo compromisos asumidos en otras campañas electorales y que no cumplieron.

Al parecer, los políticos no se dan cuenta, hasta ahora, o si lo han hecho no les importa, de que los electores no son ingenuos, saben que hay compromisos electorales demagógicos que no se implementarán.

No obstante de ello, los candidatos, como ya hemos escuchado en la campaña electoral que está vigente, insisten en prometer lo mismo, proyectos difíciles de implementar.

El pasado domingo 22 de septiembre, por ejemplo, el candidato a la Presidencia por Unidad Cívica Solidaridad, Víctor Hugo Cárdenas, afirmó que establecerán para los jóvenes menores de 25 años pasajes de avión al interior del país con  un precio de 99 bolivianos, con el fin de que puedan conocer varios destinos de Bolivia.

Este candidato, nos imaginamos, debió haber hecho un estudio de costos para confirmar si es posible bajar la tarifa hasta 99 bolivianos y que una empresa aérea sea sostenible.

Actualmente, las tarifas en avión para el interior varían entre 260 bolivianos a más de 1.200, dependiendo de la distancia. Si este candidato lanzó su propuesta sin estudio previo sería una irresponsabilidad, porque lo más probable es que no se pueda cumplir.

Este mismo candidato hizo conocer, en otro tema, que el servicio de Internet en el país debería tener un costo de 39 bolivianos. Actualmente, lo más barato que se encuentra está por encima de 100 bolivianos.

Es cierto que las tarifas en avión deberían rebajar, como sucede por ejemplo en Europa, así como deberíamos tener un Internet más rápido y barato, pero para eso se tendrá que trabajar en proyectos para adecuar estos servicios hasta conseguir los objetivos planteados.

El candidato a diputado plurinominal del Movimiento Tercer Sistema Edgar Ramos, por su parte, señaló que la formación y experiencia laboral debe iniciarse a los 15 años, es decir que mientras los estudiantes terminan su bachillerato trabajen en alguna empresa.

Hacer promesas demagógicas, al contrario de lo que creen los candidatos de los binomios que terciarán en las elecciones de octubre de 2019, podría ser contraproducente y restarles votos.

La mejor forma de encarar una campaña política es la honestidad, prometer lo que uno está en posibilidad de cumplir y dejar, de una buena vez, la demagogia que,lamentablemente, quita la credibilidad que todavía hay en algunos políticos.

Los candidatos coinciden en mejorar la salud, la educación, la justicia y  la economía del país, pero deberán plantear objetivos posibles y no solo con el fin de ganar votos y llegar al poder.

Lo que sucede normalmente es que el candidato que gana una elección con mentiras se olvida, el día de su posesión, de sus compromisos y pasa a la historia como uno más que usó la demagogia para lograr sus apetitos personales.

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad