Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 18 de mayo de 2021
  • Actualizado 19:38

Vacunas falsificadas

Vacunas falsificadas

Decenas de personas que llegaron esta semana hasta los puntos de vacunación instalados en Cochabamba se quedaron, como se dice popularmente, con los crespos hechos, debido a que el número de vacunas no alcanzó para todos los que formaron filas desde horas de la madrugada.

La molestia y la desesperación se apoderaron de los adultos mayores que buscan, con ansiedad, ser inmunizados para estar protegidos contra el coronavirus, pandemia que ha cobrado la vida de más de 12 mil personas en Bolivia y casi tres millones en el mundo.

El número de vacunas que ha llegado al país, de diferentes procedencias, es aún insuficiente para cubrir la demanda diaria, y los adultos mayores exigen que se garantice más dosis para Cochabamba.

Ante este panorama incierto, porque no se conoce con precisión cuándo llegarán más dosis, surgieron ofertas de venta de vacunas, en las redes sociales, situación que fue advertida por el Ministerio de Salud y Deportes. Esta entidad estatal alertó que ninguna empresa privada cuenta con la autorización para la importación de vacunas.

El Gobierno señaló que se mantiene alerta ante cualquier intento de gente inescrupulosa que busca lucrar a costa de la salud de los bolivianos y la Policía Internacional (Interpol) advirtió sobre la comercialización de dosis falsificadas.

Ante la falta de vacunas, algunas personas podrían verse tentadas a conseguir en el mercado informal las dosis correspondientes para protegerse, pero corren el riesgo de ser engañadas, porque nadie garantiza que lo que se les inyecte es una vacuna certificada.

Por eso, quienes se quedaron sin haber recibido su dosis correspondiente, deberán tener paciencia, esperar a que lleguen más vacunas.

El Gobierno aseguró que en los próximos días y semanas traerá al país miles de dosis de la marca Sputnik V, y Estados Unidos se comprometió a enviar al menos 5 millones de vacunas como parte del mecanismo COVAX.

Uno de los requisitos más importantes para un proceso de vacunación es mantener rigurosamente la cadena de frío, condición que no todas las empresas cumplen, por lo que, seguramente, ninguna solicitó autorización para la importación de vacunas.

A quienes se les pasó por la mente hacer caso de las ofertas que se presentan en las redes sociales, tendrán que pensar dos veces y decidir, mejor, esperar, porque está en juego su salud. Si una vacuna no es administrada en forma correcta, la misma podría provocar daños en el organismo.

Asimismo, el gobierno tendrá que garantizar el suministro de vacunas para los próximos días, para inmunizar a la mayor cantidad de la población y, así, bajar el riesgo de contagio. No debemos esperar que producto de una posible tercera ola, los casos de contagio se incrementen y, por ende, el número de muertes se disparen.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad