Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 27 de julio de 2021
  • Actualizado 07:37

Vacunación masiva desde los 30 años

Vacunación masiva desde los 30 años

Ante la baja asistencia de mayores de 40 años para recibir la primera dosis de la vacuna anticovid, ya surgieron voces que plantean que, de una vez por todas, se empiece con la inmunización a personas a partir de los 30 años.

En los últimos días, a los puntos de vacunación distribuidos en puntos estratégicos, las personas que son parte de este grupo etario llegaron a cuentagotas, poniendo en dificultades al personal de salud, especialmente en los lugares donde vacunan con la Sputnik V, porque esta debe descongelarse y utilizarse inmediatamente.

La secretaria de Salud de la Gobernación de Cochabamba, Daysi Rocabado, aseguró el pasado jueves que uno de los grupos etarios más afectados por los contagios COVID-19 es precisamente el de las personas de 40 a 49 años y son los que menos acuden a los puntos de vacunación.

Las autoridades de salud exhortan a las personas que se encuentran en este rango de edad acudir a los centros de vacunación, y que no deben temer por posibles efectos secundarios, sino más bien pensar en que se están protegiendo de las consecuencias más negativas del coronavirus.

Un último reporte del SEDES da cuenta de que apenas el 20% de las personas de este rango de edad se ha vacunado, lo que muestra una especie de desinterés.

Ante este panorama, la propuesta es que se concrete, y desde este martes, la vacunación a personas desde los 30 años, con el fin de proteger a este rango etario, toda vez que se trata de la población económicamente activa y que está en contacto con la gente todos los días.

Si en los próximos días los puntos de vacunación continúan vacíos o con poca afluencia de personas, las autoridades deberán asumir una decisión y abrir la posibilidad de que otros grupos etarios se vacunen, para que de esa forma se proteja a la mayor cantidad de la población.

Dos asambleístas de Cochabamba propusieron que sea el Gobernador, mediante una ley, quien defina el rango de edad de las personas a ser vacunadas, con el único fin de salvar vidas, ya que en los últimos meses se ha comprobado abundantemente que también la gente joven es atacada por el virus hasta el extremo de terminar en terapia intensiva.

“Cuantos más días pasen sin que la gran mayoría de la población boliviana pueda vacunarse, seguiremos lamentando contagios y consecuencias a veces fatales”, enfatizó el asambleísta Sergio de la Zerda.

Lo importante será que todos acudan a los puntos de vacunación, por responsabilidad, porque no solo está en riesgo sus vidas, sino la de los demás, ya que el coronavirus es una enfermedad altamente transmisible y con una mortalidad cada vez más acelerada. Vacunarse es pensar en la familia, no hacerlo es atentar contra la salud de los demás.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad