Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 05 de marzo de 2021
  • Actualizado 15:31

La vacuna devuelve las esperanzas

La vacuna devuelve las esperanzas

El miércoles, el país reportó un nuevo récord de contagios con 2.866 casos confirmados en 24 horas. Santa Cruz, La Paz, Cochabamba y Sucre continúan siendo los departamentos con mayor registro de positivos y muertos por COVID-19.

Los hospitales y las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) están colapsando, mientras que más personal que trabaja en el sistema de salud, principalmente médicos, lamentablemente, están muriendo.

Frente a ese panorama preocupante aparece una luz de esperanza: las vacunas y Bolivia inicia una nueva fase en la lucha contra el mortal virus. Es la mejor noticia que se podría tener en estos momentos en que el rebrote es peor que la primera ola, ya que el virus es mucho más agresivo.

El primer lote de 20.000 dosis del antídoto ruso Sputnik ya está en territorio nacional y, seguramente, en las próximas horas será llevado a los centros destinados para la inmunización en Santa Cruz, La Paz y Cochabamba, inicialmente.

Se prevé que entre los primeros inmunizados estará el personal de salud que trabaja de forma directa con las personas infectadas con el virus. A ese grupo se suman los policías y militares que acompañan en esa labor de control y asistencia, y, finalmente, se beneficiarán los adultos mayores y los bolivianos que tienen alguna enfermedad de base y son los altamente probables de fallecer si es que son contagiados con el virus.

Considerando que todos quisieran recibir la vacuna de una vez y de esa forma protegerse de la COVID-19, es importante que las instancias que se encargarán de elaborar las listas de los beneficiarios pongan en práctica un criterio netamente técnico y de salubridad. Es necesario que tengan todos los respaldos necesarios para que la inmunización llegué en esta primera etapa a los que realmente lo necesitan.

Se requiere responsabilidad y compromiso para realizar ese delicado trabajo de seleccionar a los beneficiarios. No podemos olvidar lo que pasó en Ecuador hace algunos días, donde una enfermera encargada de colocar la vacuna, aprovechando su condición, inmunizó a sus familiares.

Es el primer lote que llega al país, pero el gobierno anunció  el arribo de más de 5 millones de dosis para vacunar a la población de manera gratuita y voluntaria. El total estará entre marzo, abril y mayo. Luego vendrán los otros 5 millones de vacunas de Oxford y AstraZeneca de forma progresiva en abril y las suministrarán a través del mecanismo Covax, de la Organización Mundial de la Salud, haciendo un total de más de 15 millones.

El presidente Luis Arce ha garantizado que habrá antídotos disponibles para todos los bolivianos, solo es cuestión de esperar un poco más. Mientras, la única forma de evitar los contagios es la prevención: uso del barbijo, lavado de manos constante y mantener el distanciamiento social de al menos un metro y medio entre una u otra persona. 

Responsabilidad

Las vacunas ya están en el país; ahora se requiere mucha responsabilidad para elegir a quiénes llegará este primer lote del antídoto ruso.