Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 29 de octubre de 2020
  • Actualizado 21:38

TSE garantiza transparencia

TSE garantiza transparencia

En los últimos días comenzaron a difundirse algunos mensajes sobre un posible fraude en las elecciones del domingo, generando susceptibilidad en los ciudadanos. Los que están “sembrando” esas versiones son algunos altos dirigentes del Movimiento Al Socialismo(MAS). La vocera oficial de ese partido político, Marianela Paco,  señaló que la “falta de transparencia y la falta de certeza nos dicen que son indicios de que está en curso otro fraude, otro sabotaje de retorno a la democracia en el país". Pero no solo eso, cuestionó el trabajo del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Las otras cinco organizaciones políticas en carrera, en tanto, no han observado el trabajo del Órgano Electoral que fue reestructurado tras los comicios fraudulentos del 20 de octubre de 2019.

Por otro lado, algunos expertos en informática y analistas cuestionaron el nuevo sistema de conteo rápido Difusión de Resultados Preliminares (Direpre) que implementará el Tribunal Electoral en las elecciones.

A estas alturas, cuando faltan solo cuatro días para que los bolivianos acudan a los centros de votación para elegir al nuevo Presidente del país, lo que se quiere es tener la certeza de que las elecciones se realizarán en un clima de paz, tranquilidad y con la certeza de que el “arbitro” realizará un trabajo completamente imparcial y transparente.

El presidente del TSE, Salvador Romero, garantizó que habrá transparencia en  la entrega de información de las actas electorales desde el mismo 18 de octubre que comenzará el cómputo oficial.

Asimismo, se prevé que ese trabajo será realizado de manera sostenida y sin pausa hasta que se concluya con el 100% de actas.

El fraude en los comicios del año pasado fue realizado precisamente en está etapa, cuando se interrumpió arbitrariamente la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP). Esa situación fue confirmada en la auditoría que realizaron los expertos de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Si bien el TSE garantiza elecciones transparentes, también está en manos de los ciudadanos y de las organizaciones políticas cuidar el voto y ser una especie de veedores de todo lo que suceda dentro de los recintos electorales y en los tribunales electorales departamentales, donde se centralizará el conteo de actas.

La Ley Electoral avala el trabajo de los delegados de los partidos políticos que están en carrera electoral, por lo que será importante que estén en los recintos de votación durante la jornada del domingo.

También es relevante la presencia de los 110 observadores internacionales que ya fueron acreditados por el TSE para que recorran el país el día de las elecciones y verifiquen el proceso.

Esperemos que el domingo prime en el país la vocación democrática y que los más de siete millones de bolivianos acudan a las urnas y cuiden su voto para descartar cualquier intento de fraude.