Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 12 de abril de 2021
  • Actualizado 20:50

Separados, el COVID ganará la batalla

Separados, el COVID ganará la batalla

El domingo, tres municipios aplicaron una cuarentena rígida en su jurisdicción. Se trata de Quillacollo, Colcapirhua y Cercado, donde los ciudadanos cumplieron  mayoritariamente con la medida.

En el resto de los 44 municipios del departamento, las actividades fueron completamente normales, pese a que el número de casos no deja de ser preocupante.

El domingo, en el departamento de Cochabamba se registraron 83 nuevos casos positivos, con lo que el número de contagios subió a 18.375 y los muertos a 1.381 desde que se conoció el primer contagio del mortal virus en Bolivia, el 10 de marzo de 2020.

En las últimas semanas las cifras tienden a crecer no solo en Cochabamba, sino también en el resto del país, debido a que el rebrote parece ser mucho más agresivo y porque, lamentablemente, los ciudadanos bajaron la guardia y dejaron de lado las medidas de bioseguridad como el uso del barbijo, el lavado constante de manos y el distanciamiento social de al menos un metro y medio entre una y otra persona.

Es muy relevante que esos tres municipios hayan decidido entrar en cuarentena rígida los domingos de enero, inicialmente, porque al inmovilizar a la ciudadanía se evita mayor contagio.

Sabemos que esa medida tiene efectos negativos para la golpeada economía, pero, las autoridades han decidido anteponer la salud y la vida, lo cual es muy valioso. A eso se suma, el compromiso de los vecinos, ya que el domingo acataron la determinación, pese a los perjuicios que conlleva.

Sin embargo, es importante mencionar que para tener mejores resultados es necesario que todos los municipios del departamento o al menos los que reportan mayor cantidad de casos, apliquen también ese tipo de medidas.

Es momento de trabajar de manera unida, coordinada y pensar en el bien común, en la salud y la vida de todos los cochabambinos.

¿Dónde está la primera autoridad departamental para que asuma un rol protagónico en estos momentos en que el coronavirus vuelve a amenazar a Cochabamba? La gobernadora  Esther Soria debería, si fuera necesario, conminar a todos los municipios a endurecer las medidas para precautelar la vida de los ciudadanos o mínimamente uniformen  sus acciones, para que el esfuerzo de unos valga la pena.

No podemos olvidar que los cochabambinos se desplazan por todo el departamento para realizar una serie de actividades, por lo que el contagio está latente. No basta con que solo los ciudadanos de tres municipios realicen sacrificios en aras de preservar la salud.  La idea es que todos actúen al mismo tiempo y bajo una misma línea de acción para luchar contra el COVID, caso contrario los esfuerzos tendrán pocos resultados.

Unidad y fuerza

La idea es que todos actúen al mismo tiempo y bajo una misma línea de acción para luchar contra el COVID, caso contrario los esfuerzos tendrán pocos resultados.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad