Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 26 de octubre de 2020
  • Actualizado 04:00

Seguro: prioridad que tardó cinco meses

Seguro: prioridad que tardó cinco meses

Después de casi cinco meses y tras las reiteradas protestas de los médicos, el gobierno de Jeanine Áñez contrató a la aseguradora Univida para que pague los 100.000 bolivianos prometidos para los familiares de los fallecidos por el coronavirus, y para los profesionales que quedaron con invalidez total o permanente.

El 15 de abril, la Presidenta firmó un decreto para contratar de forma directa y urgente un seguro de vida anual destinado a los profesionales y trabajadores en salud ,  que resulten contagiados por la atención a pacientes infectados por el virus.

El seguro beneficiará al personal médico de establecimientos de salud público, clínicas privadas, seguridad social de corto plazo y privado, además del Sistema Nacional de Salud.

Una vez más, los trabajadores en salud (médicos, enfermeras, técnicos y hasta choferes) que trabajan directamente en la atención de personas que tienen COVID-19 se vieron obligados a salir a las calles para exigir que se cumplan las normas y se contrate el seguro que fue anunciado tras conocerse las primeras muertes del personal en salud en el país.

Lo que en su momento era una prioridad, porque así lo dijo el exministro de Salud Marcelo Navajas cuando anunció su creación, tardó casi cinco meses para su implementación.

Llama la atención la forma en que las autoridades gubernamentales tratan temas tan vitales como el seguro para galenos, víctimas del coronavirus.

¿Cómo estarán sobreviviendo las familias que perdieron a un ser querido que era el sustento del hogar? ¿Y los que quedaron con algún grado de invalidez como estarán enfrentando la vida? De seguro están pasando momentos muy complicados y sin recursos económicos para hacer frente a los gastos que demanda el sustento de una familia.

No se entiende las razones por las que las autoridades tienen que esperar que hayan protestas para cumplir con las normas.

La ministra de Salud, Eidy Roca, al anunciar la firma con Univida, el martes, señaló que el seguro de 100.000 bolivianos abarcará a todo el personal desde el 14 de abril del presente año. La cobertura está garantizada hasta abril del 2021.

Hizo un llamado a las instituciones en salud beneficiarias que comiencen a tramitar el seguro para los familiares que perdieron a un ser querido desde abril, así como también a los trabajadores que por alguna razón quedaron con invalidez total o permanente.

En el país han muerto más de 250 médicos que atendían a pacientes con el mortal virus. En Santa Cruz se registraron más de 70 decesos y en Cochabamba ya están superando los 40, desde el 10 de marzo, cuando se conocieron los dos primeros casos de la COVID-19 en Bolivia.