Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 06 de agosto de 2020
  • Actualizado 21:39

El seguro es importante, pero no es suficiente

El seguro es importante, pero no es suficiente

Todos sabemos que la primera línea en la batalla contra el coronavirus es el personal de salud, médicos, enfermeras, técnicos y hasta los choferes de ambulancias. En manos de ese ejército está, ahora más que nunca, la salud y la vida de millones de personas en Bolivia y el mundo.

Considerando que la lucha contra el temido y mortal coronavirus es de alto riesgo para la vida de ese grupo de profesionales, el Gobierno transitorio de Jeanine Áñez aprobó, el martes, el Decreto Supremo Nro. 4217 para que el personal de salud tenga un seguro especial por un año.

El seguro alcanza a todos los profesionales y trabajadores en salud que están relacionados con la lucha contra el COVID – 19. “Excepcionalmente, el Ministerio de Salud contratará de forma directa un seguro anual colectivo de invalidez total y permanente o muerte por el lapso de un año para ese grupo de trabajadores que hayan sido contagiados por la atención o prestación de servicios relacionados a pacientes infectados por el coronavirus, que trabajan en establecimientos de salud, clínicas y otros de los subsectores público, de la seguridad social y privado del sistema nacional de salud.

La póliza será de 100 mil bolivianos para casos de atención médica, por invalidez total y permanente o por muerte del asegurado.

Este medio de comunicación consultó a un dirigente del gremio de los médicos, quien se excusó e indicó que “no conocía los alcances del decreto”. Sin embargo, ratificó que no tienen seguro como el resto de los trabajadores y que su vida está en riesgo, ahora más que nunca.

Otro galeno dijo que es mejor tener al menos ese seguro, aunque reconoció que es muy poco considerando el riesgo que representa atender a pacientes con el virus.

Todos somos conscientes de la importancia del trabajo de los médicos y el resto de personal de salud, sobre todo, en estos momentos que hay que enfrentar al COVID - 19. Sin embargo, es bueno señalar que más allá del seguro, que es vital, sería importante que las autoridades nacionales, departamentales y municipales inviertan en equipamiento e insumos para tratar el virus, e indumentaria para proteger a los galenos.

Hace dos días, el personal del Hospital Viedma se declaró en estado de emergencia justamente porque no tiene ni lo básico para hacer frente al temido coronavirus.

Siempre es bueno ver lo que hacen otros países para proteger al personal que lucha las 24 horas del día para salvar vidas. En El Salvador, por ejemplo, los médicos y enfermeras que atienden a los pacientes con coronavirus viven en hoteles de forma gratuita. La medida fue adoptada por el presidente Nayib Bukele para evitar que contagien a sus familiares.

En Perú, el presidente Martín Vizcarra aprobó una bonificación extraordinaria de 720 soles, unos 1.400 bolivianos, durante cuatro meses, a favor del personal de la salud que presta servicios de alerta y respuesta a la pandemia del coronavirus.

En todo el territorio nacional, se debe reconocer con hechos el esfuerzo de estos profesionales que están en la primera línea de batalla de la emergencia.