Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 28 de septiembre de 2020
  • Actualizado 02:35

Ante el reto de preservar el trabajo

Ante el reto de preservar el trabajo

La vida para los bolivianos cambió el 10 de marzo cuando se reportaron los dos primeros casos de coronavirus en el país. Las autoridades del Gobierno transitorio se vieron obligadas a imponer una cuarentena total para evitar que el mortal virus se propague. Sin embargo, pese a esa extrema medida, ya hay cerca de 1.200 casos positivos.

El aislamiento, que estará vigente hasta el 10 de mayo, implica una serie de restricciones que prácticamente ha paralizado al sector productivo y a casi todas las actividades económicas de Cochabamba y el resto de Bolivia. Esa paralización está poniendo en riesgo la sobrevivencia de varias empresas, sobre todo micro, pequeñas y medianas, y a la vez miles de fuentes de empleos que podrían perderse en las próximas semanas, si es que las empresas no logran superar la crisis derivada de la cuarentena que ya supera los 45 días.

Hoy, en Bolivia y el mundo se celebra el Día del Trabajador. Este año esa celebración tiene un matiz diferente, ya que los asalariados están preocupados por el futuro de su fuente laboral y por la crisis que está generando el COVID -19.

Hasta el año pasado, el 1 de mayo era una fecha en la que todos los trabajadores esperaban conocer el porcentaje del incremento salarial, los nuevos lineamientos en materia laboral que el Gobierno siempre emitía para celebrar ese importante día. 

Asimismo, los asalariados “tomaban” las calles para recordar sus demandas y reivindicaciones. Ahora, seguramente, habrá celebración, pero en familia y dentro de la casa, ya que por la cuarentena están prohibidas las manifestaciones y concentraciones públicas. Pero, también es importante que los trabajadores aprovechen el día para reflexionar y hacer una evaluación de todo lo que está pasando en el país para asumir el compromiso de ayudar a que Bolivia supere todos los escollos que dejará a su paso el coronavirus. Será, sin lugar a dudas, un camino largo que habrá que recorrer con responsabilidad.

Estos son momentos en los que empleadores y trabajadores deben trabajar de manera coordinada y unida para que juntos puedan enfrentar los duros momentos que, de seguro, vendrán en las próximas semanas y meses. El objetivo final tiene que ser la preservación de las fuentes de empleo. El Gobierno ya viene ejecutando dos planes para evitar que las tasas de desempleo crezcan y se espera que hoy la presidenta transitoria Jeanine Áñez dé a conocer otras medidas económicas que beneficien a empresarios y trabajadores.