Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 04 de abril de 2020
  • Actualizado 16:29

Reprogramación de créditos

Reprogramación de créditos

El paro y los bloqueos que afectan a diferentes regiones del país desde el pasado 21 de octubre, tras la denuncia de que hubo fraude en las elecciones generales, están ocasionando pérdidas económicas a las empresas y a las familias que, en muchos casos, no pueden realizar con normalidad sus actividades.

Si una empresa o persona no realiza su actividad, sus ingresos menguan y, en el mediano plazo, se queda sin recursos para comprar materia prima o cumplir con el pago de sus cuotas de los créditos bancarios que hubiese obtenido.

Después de más de tres semanas de conflicto, con los perjuicios económicos consiguientes, una solicitud de más de una empresa, productores y de personas naturales es la de poder reprogramar el pago de sus créditos, de modo que no sufran penalidades propias del sistema bancario.

Para dar cierto alivio a los deudores al sistema bancario, la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) informó este lunes que se emitió una carta circular a las Entidades de Intermediación Financiera para recordarles que están facultadas a atender y analizar solicitudes de reprogramación de créditos, a aquellos prestatarios que hubieran sido afectados de forma directa o indirecta en su actividad económica por los últimos acontecimientos sociales suscitados en el país.

Los agricultores que no pueden  llevar sus productos a los mercados de las ciudades, las empresas que no tienen materia prima y aquellas personas que trabajan como independientes, entre otros, no lograron obtener los ingresos económicos regulares, por lo que requieren una reprogramación de sus créditos, para que una vez que tengan efectivo puedan honrar sus obligaciones.

Las entidades financieras tendrán que analizar los diferentes casos, pero con la mayor premura posible, y dar nuevos plazos a sus clientes, por el tiempo que sea necesario, sin cobrar las multas que devienen del incumplimiento.

Es obligación de las entidades financieras informar a sus clientes los pasos que deben seguir para reprogramar sus créditos. Es ideal que este trámite, en lo posible, sea lo más sencillo, sin los vericuetos propios de la banca.

Las personas que tienen dificultades para cancelar con puntualidad las cuotas de sus créditos deberán consultar en las entidades financieras e iniciar lo más pronto posible este trámite para no ser pasibles a sanciones económicas.