Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 03 de diciembre de 2020
  • Actualizado 13:42

La nueva Brigada y el reto de trabajar por Cochabamba

La nueva Brigada y el reto de trabajar por Cochabamba

El domingo 8 de noviembre comenzarán a trabajar de forma oficial los senadores y diputados por Cochabamba. Les espera un trabajo arduo, ya que el departamento tiene una serie de problemas que deben ser solucionados con la ayuda de los parlamentarios.

En la gestión que inicia y se prolongará por los próximos cinco años, solo hay parlamentarios del Movimiento Al Socialismo (MAS), que tiene la mayoría en senadores y diputados, y de Comunidad Ciudadana (CC), a diferencia de la Brigada que culmina su trabajo que tenía a representantes de Unidad Demócrata.

La Brigada cesante, oficialistas y opositores, ha sido cuestionada y criticada por su incipiente labor a lo largo de los seis años de gestión. Lamentablemente, hizo muy poco por Cochabamba. Su paso fue casi desapercibido y, en algunos casos, solo aprovechó ese espacio para hacer un trabajo político partidario.

Ahora, hay caras nuevas y muchos se “estrenarán” como parlamentarios, por lo que hay esperanza en lo que puedan hacer en bien del departamento.

Diputados salientes manifestaron que hay al menos ocho temas que quedan pendientes para que sean trabajados por las nuevas bancadas. Entre ellos está la cuenca del río Taquiña, que se desbordó dos veces en los últimos dos años y provocó muerte y desolación en varias familias; también urge solucionar el problema del matadero y la planta de tratamiento de aguas servidas de Semapa, ambos ubicados en la zona sur de la ciudad y que, según los vecinos, son un foco de contaminación.

También está en espera de solución el manejo de los cadáveres que debe dar el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) y otras instancias, así como también urge ver alternativas para que el agua que se tiene por el Proyecto Múltiple Misicuni llegue a los hogares cochabambinos, que aún no cuentan con ese servicio porque las alcaldías no construyeron los ductos.

El otro gran proyecto que no logra consolidarse es el referido a la Ciudadela Científica, que si bien tiene una ley que designa a Cochabamba como la sede, no tiene mayores avances para que comience a implementarse y funcionar.

Esperemos que los nuevos parlamentarios se despojen de sus colores políticos y se pongan la camiseta de Cochabamba, para que de forma coordinada trabajen en los temas que están pendientes desde hace varios años.

Si bien existen grandes proyectos que necesitan ser atendidos y priorizados para que Cochabamba se desarrolle, también hay temas que deben ser atendidos en las provincias, por lo que urge que los diputados de las circunscripciones, que en su mayoría estará en manos del partido azul, realicen un trabajo conjunto con los vecinos y recojan de primera mano sus pedidos para que, dentro de lo posible, sean atendidos.

Está nueva Brigada tendrá que enfrentar grandes retos, sobre todo, considerando los momentos complicados que está viviendo Cochabamba y el país.