Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 05 de marzo de 2021
  • Actualizado 16:06

Rebaja de pensiones escolares

Rebaja de pensiones escolares

Tras varias negociaciones con los representantes de los padres de familia y los dueños de colegios privados, el gobierno decidió que las pensiones serán rebajadas entre 10 y 35%, dependiendo del monto de la mensualidad; determinación que estará vigente mientras las labores educativas sean a distancia.

El descuento dispuesto es una medida acertada, sobre todo, pensando en la economía de los padres de familia que están siendo golpeados por la crisis derivada por el mortal coronavirus.

Es claro que algunos progenitores esperaban un descuento mayor, mientras que propietarios de unidades educativas se vieron sorprendidos con el anuncio que dio el ministro de Educación, Adrián Quelca, el domingo a horas de que se inicie la gestión escolar 2021.

La educación es un derecho constitucional y es obligación del Estado garantizar el acceso a ella, por lo que el tema de las pensiones en los colegios privados no podía estar al margen de ser regulado.

La rebaja no solo deriva de acuerdos entre las partes, padres, dueños de colegios y gobierno, sino que también obedece a estudios de costos y otros.

Los establecimientos educativos que cobran una mensualidad de 500 bolivianos o menos deben reajustar los precios con el 10% de descuento, los que tienen tarifas de 501 a 1.500 bajarán el 25%, y los que sobrepasan los 1.501 deben descontar el 35%.

El ministro Quelca fue enfático en señalar que esa disposición es de cumplimiento obligatorio, por lo que los propietarios de colegios particulares tendrán que ver los mecanismos necesarios para que se apliquen los descuentos, ya que todos pagaron la primera cuota.

Está claro que esos porcentajes de descuento solo se aplicarán mientras las clases sean a distancia; luego, cuando se pase a la modalidad semipresencial y presencial, el Ejecutivo dará a conocer los reajustes en las rebajas.

En Bolivia, de los más de 2.5 millones de estudiantes de los niveles de primaria y secundaria, cerca del 12% están en unidades educativas particulares.

El país está pasando momentos muy complicados por la presencia del coronavirus y, sin lugar a dudas, todos están sintiendo los efectos de la crisis económica, por lo que es hora de ser solidarios unos con otros para apoyarse y juntos emprender el camino hacia la recuperación.

Los dueños de colegios y los padres de familia deben unir sinergias para enfrentar el reto de que los niños y adolescentes puedan continuar sus estudios. Algunos perdieron un año por el mortal virus; ahora tienen que aprovechar el proceso enseñanza-aprendizaje desde el primer día. 

Lo cierto es que el gobierno piense también en alguna medida de apoyo a los establecimientos privados para que estos puedan soportar el descuento fijado.

Unidad

Es momento de que padres de familia y dueños de colegios privados unan esfuerzos para ofrecer a niños y adolescentes una educación acorde al tiempo que se vive.