Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 17 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:06

Quantum de exportación, un ejemplo a seguir

Quantum de exportación, un ejemplo a seguir

Seis países de la región han expresado interés en la adquisición de las baterías de litio que la emergente firma cochabambina Quantum Batteries está produciendo, lo que significa un avance importante en la industrialización de esta materia prima que ha sido motivo de varios proyectos e inversiones en el país.

Los países que expresaron sumo interés por comprar a Bolivia baterías de litio, según información de Quantum Batteries, son Perú, Argentina, Ecuador, Venezuela, Paraguay e incluso Cuba.

La exportación de las baterías de litio es un paso necesario para esta industria, toda vez que en el país la demanda de este implemento es aún bajo, por lo que los ejecutivos de Quantum Batteries han adelantado negociaciones con Perú y Argentina.

La exportación de baterías de litio representa el puntapié inicial del proyecto boliviano que se ha estado planificando desde hace varios años, de explotar el litio que existe en abundancia en territorio nacional, pero con un alto valor agregado, con el fin de duplicar e incluso triplicar los ingresos económicos que se convierten en importantes divisas para el desarrollo del país.

La expectativa es tal en esta industria emergente, que los ejecutivos de Quantum Batteries han asegurado que tienen una capacidad importante de producción, que superaría el millón de dólares mensuales, con lo que se podría incursionar en proyectos internacionales macros, de modo que esta empresa sea un referente no solo en Sudamérica sino también en el mundo.

Otro dato importante es que gracias a esta emergente industria en Cochabamba hay profesionales que se especializan en áreas relacionadas a la fabricación de baterías de litio.

Lo que ha conseguido Quantum debe ser un estímulo para que otras industrias en el país decidan invertir en la industrialización de las materias primas, con el fin de mejorar sustancialmente los ingresos económicos y que Bolivia deje de ser un simple exportador de materia prima, como lo fue durante décadas.

Debe quedar claro que algunas materias primas no son renovables, por lo que es imprescindible explotarlas racionalmente y con la mayor eficiencia posible, sacando el máximo provecho y equilibrando el cuidado de la naturaleza.

Asimismo, se tendrá que priorizar la profesionalización de las personas que estarán a cargo de estas industrias, para que no dependamos solo de los expertos que llegan del extranjero, sin descartar, claro está, la experiencia que puedan brindar los países que han avanzado en este campo.

Para que esta industria ande con buen pie, será importante un trabajo coordinado entre el sector privado y el público, buscando en el horizonte un objetivo común, el bienestar de todos los bolivianos.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad