Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 21 de enero de 2022
  • Actualizado 04:01

Pruebas oportunas y que alcancen a todos

Pruebas oportunas y que alcancen a todos

Ante la avalancha de miles de personas que acuden cada día para acceder a las pruebas de antígeno nasal y de PCR, las autoridades sanitarias han pedido calma a las personas y que acudan a los puntos autorizados para realizarse estos laboratorios cuando presentan síntomas. 

Argumentan que, si todos los sospechosos recurren al mismo tiempo a los puntos donde se realizan las pruebas, no solo se agotará el stock que hay, sino que también se eleva el riesgo de contagio con el virus, toda vez que no todos tienen la enfermedad y, lamentablemente, no se respeta el distanciamiento social.

Empero, eso no significa que quien haya tenido contacto con un positivo se confíe y no acuda a realizarse la prueba, porque en caso de portar el virus, sin saberlo, contagiará a muchos.

En ese sentido, los entendidos en salud tienen un rol crucial, porque ellos deben impartir las directrices para orientar a la población, de forma didáctica, quiénes y en qué momento deben acudir para hacerse la prueba antígeno nasal, y a cuántos días de haber estado con algún caso positivo.

Porque si una persona se realiza la prueba al día siguiente de haber estado en contacto con un positivo a COVID, lo más probable es que su resultado salga negativo, lo que le puede dar una falsa seguridad. Y, en otros casos, esta persona deberá acudir nuevamente a realizarse la prueba, una vez que haya transcurrido el tiempo que recomiendan los expertos, cuando los síntomas se manifiesten.

La Alcaldía de Cochabamba hizo mención a la posibilidad de que empiecen a escasear las pruebas de antígeno nasal si el número de personas que lo requieren se sigue contando por miles, por lo que una solución pronta es que los municipios y la Gobernación tramiten la adquisición del número suficiente de pruebas para detectar la enfermedad.

Otra medida que se debe asumir es la habilitación de más puntos en los que se realicen estas pruebas, de modo que los espacios más grandes para este fin, como la Feicobol, se descongestionen.

A partir de las nuevas restricciones, las personas deberán asumir acciones más conscientes y evitar exponerse innecesariamente al virus. La primera recomendación, además de guardar las medidas de bioseguridad, es no participar en fiestas, eventos sociales y actividades deportivas, donde haya gran aglomeración de personas.

Y en lo que no se puede transigir es la obligatoriedad de llevar barbijo, todo el tiempo, en espacios públicos y de la forma correcta, por encima de la nariz y debajo del mentón.

Ya se ha explicado que llevar barbijo reduce considerablemente el riesgo de contagio. 

Esas medidas, que no son extraordinarias, ayudarán a reducir los contagios y salvar la vida de todos, especialmente de quienes sufren enfermedades de base, mujeres embarazadas, adultos mayores y, ahora, niños pequeños.

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad