Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 29 de noviembre de 2020
  • Actualizado 08:50

Que prime el diálogo y no la imposición

Que prime el diálogo y no la imposición

Los nuevos diputados y senadores comenzaron su gestión con la elección de las directivas de las dos cámaras que están en manos del Movimiento Al Socialismo (MAS), pero, como señala la Ley Electoral, también las integran parlamentarios de las minorías que son Comunidad Ciudadana (CC) y Creemos.

La primera sesión reflejó lo que podría suceder en los próximos cinco años de gestión de los asambleístas, donde, aparentemente, el trabajo no será nada llevadero si prima la imposición en lugar del diálogo.

El trabajo en las cámaras de Senadores y Diputados se inició con el pedido de las dos bancadas opositoras (CC y Creemos) de que sea tratado el tema de la reposición de los dos tercios que fueron eliminados, en parte, de los reglamentos internos de las cámaras Alta y Baja por los parlamentarios salientes.

Esa solicitud fue la causa para el primer “enfrentamiento” entre las fuerzas políticas en el Legislativo. Protestas airadas fueron el marco de la primera sesión.

Los bolivianos están cansados de ese tipo de actitudes de los senadores y diputados, quienes, lamentablemente, en la mayoría de casos, han usado el cargo para sacar réditos político partidario, personales y hasta familiares y no para trabajar por el pueblo que los eligió.

Por lo visto han quedado en el “olvido” los discursos de unidad, no discriminación, no revanchismo que dieron algunos parlamentarios cuando ganaron un curul en las elecciones del 18 de octubre.

Existe una infinidad de temas pendientes que necesitan ser tratados de manera urgente, transparente y que, sobre todo, sean considerados sin tomar en cuenta ningún color o favor político. 

Es claro que se debe priorizar el tema económico, salud y educación, pero también hay otros que quedaron pendientes como las muertes en Santa Cruz, Huayllani y Senkata que necesitan ser investigadas para “cerrar heridas” y avanzar sin rencores entre bolivianos.

Frente al panorama que se avecina en el Parlamento, es positivo saber que el flamante presidente de la Cámara de Senadores, Andrónico Rodríguez, haya informado que en el Legislativo van a priorizar la reactivación económica, la generación de empleo y el sistema de salud, entre otros.

También abrió la posibilidad de abordar la anulación de los dos tercios en el reglamento interno de la Cámara de Senadores.

Manifestó que “veremos entre las tres bancadas para revisar si es necesario. Estamos abiertos al diálogo. Se va a considerar las notas y las inquietudes que se han expresado”. Esperemos que ese tema, que está generando conflictos, sea zanjado a través del diálogo y no de la imposición.

Bolivia está sumida en una profunda crisis económica y, ahora más que nunca, necesita del concurso de todos para superarla; no es momento de fricciones ni de imposiciones, sino de concertación y diálogo para salir de ella.

 

Concertación

El diálogo y el respeto deben imponerse en el Parlamento para realizar un trabajo coordinado que es lo que el país necesita.